Apuntarse Gratis Ahora

La dejó sola solamente 15 minutos ...

SDC Member Story Amateur Erótica Cornudo Swingers Pareja Fantasía Fitness Fetiche
SDC Member Story Amateur Erótica Cornudo Swingers Pareja Fantasía Fitness Fetiche
Lo de ella son los hombres jóvenes, en buena forma, con enormes penes, se llevó una carga completa en Florida mientras su marido cornudo la miraba.

Uno de nuestros miembros de SDC envió la siguiente historia a nuestro concurso de escritura erótica “La aventura del cornudo más sexy”. Regístrate hoy mismo para hacernos llegar tu propia historia erótica para aficionados.

Llevamos cinco años en el estilo de vida, estamos muy enamorados, felizmente casados y con hijos mayores. El hecho de que nuestros hijos sean adultos nos ha permitido salir y explorar nuevas experiencias y fantasías sexuales. Ahora somos libres de irnos por 1 o 2 semanas sin preocuparnos de quien cuidará a nuestros hijos. Esto ha sido liberador para nosotros y nos ha permitido explorar nuestras fantasías sexuales que hasta este momento de la vida, solo habíamos discutido como una lista de cosas que nos gustaría hacer. Esta libertad recién descubierta, ha iluminado nuestra vida sexual y ha dado lugar a grandes y salvajes momentos que recordamos cuando nos acabamos mutuamente en el dormitorio, esto realmente ha subido la presión en nuestra vida sexual. El siguiente es uno de esos episodios que nos inspira a coger de manera bestial después de hablar y recordar la experiencia.


Cumpliendo nuestra fantasía de un pene joven y grueso para ella.


Mi esposa es una culturista competitiva en la categoría de figura y fitness. Ella, a lo largo de los años, se ha transformado en una diosa de cuerpo firme y musculoso, sus grandes implantes mamarios complementan su cuerpo bien formado. Parece una muñeca Barbie, especialmente cuando se viste para salir, su trasero redondo y musculoso, duro como una roca y sus abdominales de lavadero llaman la atención de muchos hombres y mujeres. Yo también estoy en muy buena forma y he estado haciendo fisicoculturismo la mayor parte de mi vida, pero sin competir, tengo un pene por encima del tamaño promedio que mi esposa adora absolutamente y tiene orgasmos múltiples mientras tenemos sexo y muy a menudo "eyacula" durante el sexo. Una de nuestras fantasías ha sido verla con un chico más joven, en forma y con una gran verga gruesa, hemos cumplido varias veces esa fantasía y nos encantó la experiencia.


Encontrar a su chico en Florida.


Estábamos de vacaciones en el sur de Florida y una noche decidimos que en lugar de ir a Trapeze, iríamos a un club nocturno vainilla y disfrutaríamos de una noche de baile y bebida solo nosotros dos. El club estaba lleno, así que nos sentamos en el bar, por lo general, lo preferimos ya que facilita socializar con la gente de al rededor con mayor libertad. Sentarse en una mesa generalmente se percibe como que no queremos que nos molesten, mientras que en el bar puedes interactuar con las personas de tu alrededor, esa noche, ciertamente lo hicimos.

Después de varios tragos, ambos nos sentíamos felices y libres, yo necesitaba ir al baño, así que me disculpé y le dije que se divirtiera hasta que yo regresara, con un guiño y una sonrisa diabólica de mi parte. Ella sabía exactamente lo que tenía en mente, cuando llegué al baño, había fila en la entrada, esperé lo que parecieron al menos 15 o 20 minutos. Cuando salí, regresé hacia donde había dejado a mi esposa y me di cuenta de que estaba conversando con un chico que ambos habíamos visto en el bar, él era al menos  10 o 15 años más joven que nosotros. Era como si hubiera salido directamente de las páginas de una revista fitness, era muy guapo con brazos y hombros espectaculares y musculosos que podíamos ver en la ajustada camiseta de licra que llevaba. Su cintura delgada acentuaba su lavadero de 8 abdominales, que dejaba ver a través de la tela transparente de su camisa, era exactamente con lo que fantaseaba mi esposa. Lo notamos desde el momento en que entramos al bar y ella había hizo contacto visual con él varias veces mientras estaba sentada.

No me acerqué, en vez de eso, me senté de frente a ellos en la barra. Mi esposa me sonrió y levantó su copa hacia mí, indicando que algo emocionante estaba a punto de suceder, me quedé en mi asiento, mirando como mosca en la pared. Era muy sexy la forma en que conversaban, parados coqueteando el uno con el otro. Ella tocaba sus brazos durante la plática,  era difícil verlos a los dos interactuar. Obviamente el chico estaba encantado con mi esposa, le pidió que flexionara los brazos y vi que acariciaba sus tonificados y bien formados bíceps. A partir de ese momento, él se volvió muy hábil y la tocó por todas partes mientras la conversación entre ellos continuaba. Bailaron y los vi comenzar a besarse, sus manos se movían por ambos cuerpos.

Después de unas dos horas de verlos excitarse mutuamente, ya estaban listos. Ya lo habíamos discutido, ella le dijo que estaba casada pero que teníamos un matrimonio abierto, le dijo que yo estaba en el bar, que me lo presentaría y que no había nada por que preocuparse, le comentó que realmente quería llevarlo a casa y deshacerlo, pero que nuestro acuerdo era que yo tenía que estar en la habitación con ellos, el chico, pareció un poco desconcertado, pero cuando me acerqué y comencé a hablar con él, se dio cuenta que yo estaba de acuerdo en que él estuviera con mi esposa y que la tensión se había ido.


Adelante, mi esposo nos alcanzará.


Regresamos al hotel, los dejé ir delante de mí mientras estacionaba el auto, de esa manera, podrían empezar y no sentirse cohibidos al estarlos yo mirando. Estacioné el coche y subí a la habitación, habían estado solos unos buenos 10 minutos antes de que yo llegara. Cuando entré, las luces eran tenues, había música y vasos vacíos sobre la mesa, era obvio que habían roto el hielo con unos tragos de tequila. Entré al dormitorio y estaban allí, besándose apasionadamente, el chico se había quitado la camisa y como supusimos en el bar, estaba totalmente marcado, musculoso y bronceado, como para subir al escenario de una competición fitness.

Mi esposa lo estaba besando y acariciaba todo su musculoso cuerpo. No era suficiente sentir sus hombros, brazos y abdominales, justo esperaba esa reacción en ella, ya que sabía exactamente en lo que estaba metida. Él le quitaba la ropa sintiendo cada centímetro de su esculpido cuerpo mientras continuaba besándola y admirando su cuerpo, disfrutaba sus músculos mientras ella se lucía para él. Pasó mucho tiempo sintiéndola y lamiendo sus bien formados bíceps, me di cuenta de que a él también le gustaban las mujeres musculosas tanto como a ella los hombres marcados, fue una combinación perfecta.


Emoción y conmoción por su pene de 25 centímetros.


Ella comenzó a quitarle los jeans y sacó una verga monstruosa, ya dura como una roca por todos los juegos previos a ese momento. Su pene medía al menos 25 centímetros, no tenía circuncisión, pero tenía las venas abultadas en este punto por el torrente de sangre que fluía hacia su varilla de acero. Vi la reacción de mi esposa y la describiría como un shock, estaba muy emocionada cuando miró esa verga dura y se detuvo por un segundo, sus ojos se fijaron en ella, nunca había estado con alguien de esa magnitud, pero habíamos platicado algunas veces de lo mucho que quería experimentar eso al menos una vez en su vida.

Ella lo empujó a la cama de manera brusca, podía deberse a su gran fuerza, él no parecía importarle en absoluto ser dominado de esa manera. Ella inmediatamente comenzó a chupar su verga palpitante y decía:, "wow, es muy grande", gemía de placer, yo sabía exactamente como se sentía por las muchas mamadas que me había dado. Sabía que era experta y sabía exactamente como chupar una verga para volver loco a un hombre, chupaba sus bolas hinchadas y pasaba la lengua a lo largo de su enorme verga. Me di cuenta de que la verga de este chico realmente la excitó ya que pude ver la humedad acumulándose en su vagina, del cual ahora tenía una vista perfecta. Ella también gemía mientras lo chupaba. Lo chupaba y acariciaba al mismo tiempo y mientras lo hacía, movía aquello hacia arriba y hacia abajo con la mano mientras sus bíceps resaltaban debido a las sacudidas y las venas de sus músculos vasculares que  sobresalían, el chico estaba encantando sintiendo las contracciones de sus bíceps mientras ella lo chupaba y lo masturbaba.

Ella dejó de chuparlo, él la puso boca arriba, comenzó a comerle la vagina, chupó su clítoris agrandado mientras la recorría toda. A ella le encantaba y comenzó a temblar y a decir: "Sí, así, sigue", y luego dijo: "¡Me estoy viniendo!" En eso, ella comenzó a escurrir los fuidos de amor por todo su rostro. Probablemente deberíamos haberle advertido al chico que ella eyacula cuando está realmente excitada, creo que se sorprendió un poco, pero tuve la impresión de que le había encantado, aunque nunca antes lo había experimentado.


Despacio, ¡es muy grande!


Se puso encima de ella y puso sus piernas sobre sus hombros. Ella dijo: "Tengo muchas ganas de cogerte". Cuando empezó a meterle la punta de su enorme verga, ella dijo: "Despacio, es muy grande", él fue cuidadoso y se la metió poco a poco mientras ella comenzaba a acomodar la enorme verga. Estaba en éxtasis, gimiendo y bombeando, yo mientras, pude ver la pared de su vagina estirándose alrededor de la varilla de acero mientras se movía hacia adentro y hacia afuera, se vino con tanta fuerza que dejó escapar un grito de placer mientras lo hacía.

La vi, nunca la había visto disfrutar siendo cogida de esa manera, su orgasmo pareció durar un minuto completo o incluso más, perdió todo el control de sí misma y comenzó a temblar. La cama estaba empapada de sus orgasmos, luego se puso encima de él y se montó en su verga, primero de vaquera inversa, ella jugaba con su enorme e hinchado clítoris, de repente estalló en otro intenso orgasmo, su cuerpo se estremeció y tembló cviniéndose intensamente.

Él la inclinó sobre la cama, se puso de pie y la cogió de perrito, ella se vino dos veces, dejó un charco en el suelo, eso ha sido lo máximo que jamás la he visto chorrear en una sola sesión, obviamente ella estaba encantada con lo que sucedía. Luego se volvió a subir encima de él y comenzó a montar nuevamente su verga. No podía creer que aún tuviera energía para mantenerse activo, pero todavía estaba excitado y aún no se había venido, ella lo montó intensamente. Podía ver los músculos de su trasero contrayéndose mientras ella iba y venía montada sobre él, sus manos se alejaron de su pecho duro como una roca, sus abdominales cincelados, sus hombros redondos y luego se aferró a sus bíceps mientras lo cogía.


¡Carga mayor!


Iba a venirse, lo podía decir por la intensidad con la que en ese momento lo montaba. Él agarró sus pezones y acarició sus senos redondos y justo cuando él comenzó a apretarla, ella soltó un grito y dijo: "¡Me voy a venir!" Luego dijo: "dobla los brazos". Ella todavía lo montaba y como él pidió, flexionó los bíceps, movió la mano y sintió el bulto bien formado de sus atléticos brazos, eso pareció ponerlo en la cima, inmediatamente se retiró, sacudió su verga un par de veces y comenzó a arrojar semen en sus tetas. Era muy sexy a la vista, yo sabía que a ella le encantaba, vimos muchas películas porno juntos y sabía lo decepcionada que se sentía al ver un hombre gotear semen y lo emocionada que se ponía al ver un orgasmo saliendo a chorros.

La mojó varias veces con una tremenda cantidad de semen, sus tetas estaban cubiertas. Ella limpió todo el semen y lo probó, luego lo miró con la sonrisa sexy de una mujer satisfecha, le dio un beso, le dio las gracias y le dijo lo maravilloso que era. Intercambiamos información de contactos y dijimos que nos mantendríamos en comunicación la próxima vez que estuviéramos en la ciudad, asegurándole que lo haríamos de nuevo. Hasta el día de hoy, cada vez que hablamos de esa experiencia, todo termina en sexo ardiente y apasionado. Mientras, nosotros esperamos nuestro próximo encuentro con ese toro.

Esta historia fue enviada por uno de nuestros miembros al concurso de escritura erótica de aventuras de cornudos más sexy. SDC anunció el ganador de este concurso el 15 de enero de 2021. Nuestro editor hizo pequeños ajustes a esta historia para mayor extensión y claridad.


Member Stories

¿Tiene una historia o experiencia que le gustaría compartir en SDC? Envíenos sus historias más sexys y picantes y entusiasme a otros usuarios.
MOSTRAR MÁS ...
0 Comentarios
  • Anónimo