Una noche para mi esposa caliente.

Historia de un miembro de SDC La experiencia de la esposa más caliente Amateur Erótica Trío Público
Historia de un miembro de SDC La experiencia de la esposa más caliente Amateur Erótica Trío Público
Este ciervo cuenta la historia de su esposa caliente y la manera en que jugó con dos toros hasta el final, allí mismo, en el bar.

Uno de nuestros miembros de SDC envió la siguiente historia a nuestra "Experiencia Hottest Hotwife!" (Experiencia de Esposa Caliente) Concurso de redacción erótica. Regístrate hoy mismo para hacernos llegar tu propia historia erótica para aficionados.

Fue hace años, pero todavía pienso en eso. Ella estaba nerviosa, podía verlo en la forma en que se estrujaba las manos, aunque apenas podía mantener mis ojos en ello. Su minivestido color marrón era lo suficientemente largo para no mostrar la piel desnuda de sus muslos, sus piernas son largas y bien formadas, flexiona las pantorrillas mientras se para en tacones de diez centímetros, sus ojos azules mostraban emoción, brillantes contrastando su piel pálida enmarcada por su cabello rubio, estaba hermosa como siempre. "¿A dónde crees que debería ir?" Sonreí ante la pregunta y la atraje hacia mí mientras estábamos parados en el corredor delantero bajo el resplandor del un sol.

Hice una lista de algunos bares cercanos mientras mis dedos se deslizaban de arriba a adebajo del vestido para acariciar la piel apenas oculta, sus manos estaban en mi pecho ahora. "¿Crees que encontraré a alguien que realmente quiera jugar?" Mi sonrisa se convirtió en risa, por supuesto que lo haría. ¿Quién podría resistirse a ella? Pasé mis dedos por la orilla de su vestido hasta que estuvieron entre nosotros, yo podía sentir su humedad, su calor y así comencé a decirle lo que probablemente encontraría. “¿Sin ropa interior en un bar y luciendo como tú? Podría ser un chico, o más de uno, podrían pelear por ti ". Continué describiendo la imagen en mis pensamientos, más de uno, mientras mis dedos la llevaban a un límite obvio. Vi como sus nervios desaparecían y algo más tomó su lugar, algo que resultaría ser mucho más agradable.


Un lugar más.


Horas después, me llegó un texto en el que decía que la mayoría de los bares estaban practicamente vacíos, yo respondí mientras estaba en la cama, cansado por la jornada laboral e increíblemente excitado por lo que podría suceder, aunque me preguntaba si la falta de perspectivas la llevaría a un momento menos emocionante para ella. Probaría en otro lugar, le deseé suerte, me relajé, me di cuenta de lo cerca que estaba de dormir a pesar de mi emoción.

Un roce caliente en la noche me despertó. Ella estaba allí, en la cama conmigo, su piel enrojecida y esos ojos azules tan vivos, su mano sobre mí, sus muslos sobre los míos, yo no estaba seguro de cuanto tiempo había estado allí, lo suficiente para despertar la parte de mí que se deslizaba contra los pliegues de su calor. Hablaba mientras yo tenía esa sensación demasiado familiar de estar dentro de ella. Mientras sus caderas se movían, me contó lo que había pasado en ese último bar. Comenzó pidiendo una última copa para terminar la noche, la gente se arremolinaba, algunos bailaban y reían mientras otros se quedaban mirando a la multitud. Estaba en la parte de atrás de la barra cuando un chico más joven se acercó a ella para pedir su propia bebida, intentó entablar conversación. No fue algo muy interesante, pero le gustó la forma en que se veía, como su cuerpo mostraba signos de horas en el gimnasio. Pronto, un amigo suyo estaba del otro lado, los tres terminaron platicando, ella no estaba segura de como había sucedido, pero los dos hombres se acercaron a ella, uno repitiendo acciones que mis propias manos habían estado realizando antes esa noche.

Se dio cuenta de que ella no traía ropa interior y pronto sus piernas se abrieron un poco, dejándolo tocarla, un rato despues el amigo estaba haciendo lo mismo detrás de ella, subiéndole el vestido para que todos pudieran ver lo que estaba pasando. Algunos probablemente notaron que la mujer exageramente sexy, permitía que dos hombres la tocaran de manera pública y provocativa. Sus manos también estaban ocupadas, tocando los bultos que crecían debajo de sus pantalones, apretándolos a cada uno al mismo tiempo acercándola cada vez más al orgasmo. "¿Te veniste?" Pregunté, mientras mis propias manos comenzaban a empujar sus caderas más fuerte contra mí, ella sacudió su cabeza, estuve cerca, pero no se pusieron de acuerdo, ellos sabían lo que querían pero no tenían idea de la manera de trabajar juntos hacia ese objetivo, ella pensó que podía haber hecho que uno de ellos le arruinara los pantalones mientras jugaban, pero no estaba segura.


¿Ella lo volverá a hacer?


Me montó y hablamos de lo sexy que era, de lo cerca que había estado de llevar a uno de ellos al auto, al baño o dejándolos hacer lo que quisieran con ella,"¿Por qué no lo hiciste?" pregunté, sintiendo sus músculos agarrarme de la manera que me decía que acababa de sentir la liberación una vez más. Ella no podía hablar, solo podía moverse más rápido estando conmigo. La ayudé, la toqué, jalé y retorcí sus pezones, cuando volvió a hablar, la entendí. "¡Es eso! " Los dejé allí, muy excitados, más de lo que hubiera esperado dejarlos a ambos.  Mientras estábamos allí, agotados y satisfechos, tuve que preguntar. "¿Lo harás de nuevo?" "No lo sé, aunque uno de ellos dejó su tarjeta en mi bolso".

 

Concurso de escritura para miembros de SDC Hottest Hotwife Experience 2020

¡Esta historia fue enviada por uno de nuestros miembros a My Hottest Hotwife Experience! (Experiencia de Esposa Caliente) Concurso de redacción erótica. SDC anunció el ganador de este concurso el 18 de septiembre de 2020. Nuestro editor hizo pequeños ajustes a esta historia para mayor extensión y claridad.


¿Inspirado? ¡Escribe tus propias historias eróticas!


¿Sabías que SDC organiza nuevos concursos de escritura para nuestros miembros durante todo el año? ¡Únete a nuestra comunidad hoy mismo y ve nuevas y emocionantes historias, inspírate y envía tu propia historia para tener la oportunidad de ganar!

 


Member Story

¿Tiene una historia o experiencia que le gustaría compartir en SDC? Envíenos sus historias más sexys y picantes y entusiasme a otros usuarios.
MOSTRAR MÁS ...
0 Comentarios
  • Anónimo