Apuntarse Gratis Ahora

Al corriente.

Historias de miembros de SDC Primera experiencia de swinging Fiesta en la piscina Intercambio oral
Historias de miembros de SDC Primera experiencia de swinging Fiesta en la piscina Intercambio oral
¡Esta pareja de novatos sumergió mucho más que los dedos de los pies en el agua en su primera fiesta de intercambio de parejas!

Mi esposa y yo teníamos amigos swingers. Una noche, mientras pasábamos un rato con ellos, el tema se centró en el sexo… ¡porque ELLOS lo enfocaron hacia eso, ¡malditos swingers! Nos comentaron que iban a ir a una fiesta swinger ese fin de semana, un incómodo silencio siguió, sugirieron que tal vez podríamos ir con ellos, "No", obviamente, no fue la respuesta con la que nos quedamos, dado este foro. Decidimos que iríamos, pero no tendríamos nada que ver.


Llegó el día.


La noche de la fiesta, nuestros amigos swingers iban a pasar a casa a recogernos. No sabíamos que ponernos para una fiesta swinger y no queríamos preguntar, "¿Qué ponerme para una fiesta swinger?", fuimos a nuestro historial de Google, simplemente nos decidimos por nada sugerente. Afortunadamente, cuando llegaron nuestros amigos, estaban vestidos de manera similar: como para una fiesta agradable de verano. Al contrario de lo que un principiante podía esperar de un swinger, no fue algo parecido a Engelbert Humperdinck con cuatro botones abiertos, un medallón, sentado en un nido y pelo en pecho. Aunque supongo que era un comando, ya que son swingers, ¿verdad? Su chica estaba vestida de manera un poco más atractiva, pero nada exagerado, probablemente no usaba nada debajo en la parte superior de su vestimenta, ya que son swingers, ¿verdad? En el camino nos enteramos que se trataba de una fiesta en las instalaciones, ¡para la que no estábamos preparados en lo absoluto! y también nos enteramos que había habitaciones privadas y habitaciones semipúblicas.

Nos detuvimos en So Cal, una calle  suburbana de clase alta, nos estacionamos entre los autos de otros invitados y caminamos con paso vacilante por un sendero bien cuidado hacia una hermosa McMansion. Todos los ojos estaban puestos en mí ya que tengo un caso serio de ansiedad social (si imagináramos un mundo en donde los miedos fueran respetados, todos seríamos héroes). ¡Finalmente entré!

Rodeados de gente de todas las formas y tamaños, todos muy amistosos, nos dirigimos a la barra de la cocina y preparamos un par de bebidas (una para beber de inmediato y la otra para el camino). El siguiente destino fue en la parte de afuera, en la alberca, donde encontramos un lugar para asentarnos y observar a la gente, ahí nuestros amigos vieron a una pareja que conocían y nos los presentaron antes de escapar. Uh-oh, la pareja era encantadora y atractiva, ¡Y nos llevamos bien de inmediato!

Él es piloto y fuimos él y yo a conseguir otros tragos, dejando a las chicas platicando, tuvimos una pequeña charla durante el trayecto, pero cuando regresamos, parecía que las chicas habían iniciado una conversación más profunda. Cabe señalar que mi esposa y yo hemos tenido algunas conversaciones muy libres sobre el sexo fuera del matrimonio, generalmente durante el acto sexual, por lo que ambos sabemos que el otro está abierto para ello, pero nunca lo habíamos hablado con otros ... hasta esa noche.

Mi esposa estaba muy borracha y me preguntó si no habría problema si besaba a su nueva amiga, mi primera reacción fue que me habían tendido una trampa y que ella sabía que las cosas iban de esa manera desde el principio, mi segundo pensamiento fue ¡genial! ¡Lo sucesivo que supe, fue que se estaban besando! Su siguiente movimiento me tomó completamente por sorpresa, “¡Sharon besa increíble! ¡Tienes que probarlo! " ¡Mierda, mi esposa me acababa de decir que tenía que besar a otra hermosa mujer! No me hice del rogar demasiado, tenía razón: Sharon besaba muy bien. Afortunadamente para mí, mi esposa y yo hemos visitado muchas playas nudistas vainilla, ya que ahora la piscina se estaba llenando de cuerpos desnudos (sí, vi a los amigos que nos trajeron desnudos allí por primera vez ...) y los tres querían nadar, por así decirlo. De acuerdo ... torpemente me quité la ropa de fiesta igual que los demás y me metí.

Flotamos, tomamos nuestros tragos y ambos nos besamos un poco más con Sharon como cuando llegamos al nivel 2 por primera vez: ¡mi esposa se besó con Dave, la pareja de Sharon! Lo vi venir y no estaba seguro de como reaccionaría. La verdad es que me estaba poniendo caliente (¿y tal vez borracho?) ¡Lo suficiente como para disfrutarlo! Los miré de reojo mientras me besaba con Sharon, su mano errante confirmó que yo no estaba tan desequilibrado ... Volvimos a intercambiarnos y nos besamos un poco más con nuestras parejas, cuando Dave sentó las bases para el paso 3. Se sentó a un lado de la alberca y Sharon comenzó a bajarse en él, vi sonreir a mi esposa (hemos estado juntos durante décadas, así que puedo leer cada expresión de ella) dejó en claro que a ella le gustaría que yo hiciera lo mismo, lo hice ... y lo hizo. Después de unos minutos de disfrutar del ataque de nuestras mujeres,  Dave interrumpió mirándome con ojos que decían: "¡Son reglas, verdad ?!" Sharon nos llevó al paso 4. Le preguntó a mi esposa si le gustaría cambiar de posición y tener a Dave un rato. Pareció estar de acuerdo en todo y creo, ¡oficialmente que éramos swingers!

Después de varios besos y cualquier combinación a un lado de la alberca, Dave sugirió que como dicen, consiguiéramos una habitación. Bueno, realmente, en ese punto, ¿por qué detenerse? Entonces, envueltos en toallas y llevando nuestra ropa, nos fuimos arriba, a una habitación “privada” (¡había dos camas, una estaba ocupada!). Las horas de tiempo sexy simplemente pasaron mientras jugábamos, hacíamos una pausa, bebíamos, fumamos (California) y simplemente disfrutábamos de los cuerpos del otro. No sé si eso realmente cuenta como una experiencia swinger completa ya que, francamente, después de tantos años de sexo marital sin protección, realmente no puedo funcionar con condones, por lo tanto, no pude consumar mi relación con Sharon. Dave, sin embargo, no tuvo ningún problema con ellos, ¡así que al menos mi esposa se convirtió en swinger oficial!

Volteando hacia arriba, vi a la pareja que nos trajo, mirándonos desde la puerta, sonreían con aprobación. Desde entonces, no solo hemos vuelto a ver a Sharon y a Dave (la pequeña píldora azul me hizo superar el tema del condón) y dejamos de usar trajes de baño cuando nuestros amigos swingers vienen a pasar un rato con nosotros a nuestra alberca, sino que también hemos hecho muchos otros nuevos amigos. Si bien no nos arrepentimos de haber esperado tanto tiempo para probarlo, ciertamente estamos felices de tener esto como parte de nuestras vidas.


Concurso de escritura erótica SDC First Swinging Experience Historia de miembros

Esta historia fue enviada a nuestro Concurso de Escritura Erótica SDC :
"Nuestra primera experiencia swinger" por uno de nuestros miembros.

¿Te sientes inspirado? Estate atento a los anuncios de futuros concursos aquí en SDC.com y en nuestra aplicación de citas eróticas , disponible tanto en Apple como en Android . ¡Regístrate y haz que fluya tu creatividad! Estamos ansiosos por compartir tus apasionantes historias .

 


Member Stories

¿Tiene una historia o experiencia que le gustaría compartir en SDC? Envíenos sus historias más sexys y picantes y entusiasme a otros usuarios.
MOSTRAR MÁS ...
0 Comentarios
  • Anónimo