Apuntarse Gratis Ahora

¡Lo que ocurrió anoche!

Historias de miembros de SDC Primera experiencia de swinging Swingers Club Pareja intercambio comple
Historias de miembros de SDC Primera experiencia de swinging Swingers Club Pareja intercambio comple
¡Esta esposa recuerda su primera vez en un club swinger, donde pasaron de voyeurs nerviosos a intercambiar parejas, en una sola noche!

Todo se volvió real cuando comenzamos a ducharnos juntos, preparándonos el uno al otro adelantándonos a lo que podría suceder más tarde esa misma noche. Mientras lo arreglaba, deseaba que él se viera perfecto, a mi gusto. Mientras nos vestíamos, me sentí sexy y él se veía tan increíblemente atractivo que sentí un escalofrío recorrerme. Al salir de la habitación, preguntó: "¿Estás lista para esto?" Respire hondo, le di un discreto, "Sí", luego le pregunté, "¿Estás listo tú?", él parecía muy tenso, pero respondió: "Veremos como nos va". Mientras conducía hacia el lugar a donde íbamos, puso música y no lo pensé má, estaba prácticamente perdida en mis propios pensamientos, supongo que tratando de no pensar demasiado en nada más. Cuando llegamos, mi corazón comenzó a latir, tragué saliva y eso fue todo, un juego completamente nuevo en el que nos estábamos metiendo.


Llegando al destino.


Al llegar al lugar, las dos mujeres dela entrada, estaban muy animadas, todo parecía natural para ellas. Ese es su mundo, nsotros solo íbamos a jugar en él un rato. Vi como deslizaban nuestra tarjeta ... ¿Debería decir, "No, no, cambié de opinión?" estaba muy incómoda por dentro, pero volteé a ver a mi marido, estoy aqui con mi esposo, siempre me he sentido segura con él y sabía que no se apartaría de mi lado.

Entramos al lugar, no estaba  mal ... Hmmm, parecía un club normal con pista de baile de bar, incluso servían pequeños aperitivos. El ambiente era oscuro, se veía el resplandor de las luces y muchos tubos de strippers en medio. Lo que llamó mi atención fueron los hombres y mujeres que caminaban con toallas alrededor de la cintura, mi esposo mencionó que tenía que ir al baño, no quería que me dejaran sola ni un minuto, pero se fue y pude sentir ojos encima desnudándome ... wooow ... Regresó y vimos que había otra entrada detrás de un vidrio esmerilado, todos los que llevaban toallas entraban y salían de esa área, riendo, con vasos en la mano y bebiendo. No estábamos seguros, así que preguntamos si podíamos echar un vistazo al rededor nos dijeron que necesitábamos un casillero y toallas para entrar, mi esposo me miró y dijo: "¿Quieres?" era ahora o nunca, así que, asintiendo con la cabeza, digo que está bien.

Después de quitarnos la ropa y dquedarme sin nada más que los tacones, sentí una chispa de emoción. Instantáneamente comencé a sentirme excitada, estar desnuda siempre me hace sentir así. Sonreí mientras miraba a mi esposo, él tenía una toalla alrededor del torso, me di cuenta de que se estaba excitando, pero tenía que actuar con calma. Abrimos las puertas esmeriladas y entramos.

Habían hombres y mujeres envueltos en toallas, amplios sofás y almohadas alineadas en las paredes, había también pequeños cubículos con sofás, algunos ocultos con finas cortinas. Inmediatamente vi a dos parejas lamiéndose unos al otros con sus traseros desnudos al aire, podía escuchar gemidos desde el otro lado - ¡wooow! Sentí que me sonrojaba como se suponía no debía hacerlo ¡No quería que la gente se diera cuenta que estaba mirando! Traté de voltear a cualquier otro lugar que no fuera el trasero o las tetas de alguien, ¡pero estaban en todas partes! Mi esposo quería mirar, lo vi inspeccionar todo, no podía quedarse quieto, él también parecía surrealista en ese lugar, había gente de todas las edades, de todos los tamaños y razas.

Exploramos cada rincón, pero teníamos curiosidad por las puertas cerradas. No podía creer la cantidad de personas que simplemente tenían sexo abiertamente en los sofás, chupándose y acariciándose. Había muchos hombres en un pequeño rincón con una mujer agachada, chupando el pene de un hombre mientras la golpeaban por detrás, a su alrededor había hombres sosteniendo y acariciando sus penes, asumí que esperando su turno.

La noche continuó de esa manera, pude sentir mi vagina goteando y cada vez más húmeda. Mientras estábamos mirando un trío, pasaron un hombre y su esposa, me di cuenta que nos habían mirado antes. Él hombre se detuvo y nos invitó a jugar en una de las salas por las que teníamos curiosidad, mi mente se quedó en blanco y miré a mi esposo con aire de duda, pude ver que estaba emocionado, así que dije, "Vamos a ver, pero no tenemos que hacer nada si no queremos".

Entramos en la guarida del león, era una habitación pequeña con un sofá y había una ventana de vidrio para que la gente pudiera observar lo que estaba pasando, ahhh… La pareja que nos invitó a entrar pareció darse cuenta de que esta era nuestra primera vez ahí y parecieron muy complacidos de contarnos sobre el lugar y señalar que habíamos estado parados mirando hacia el lugar equivocado. Mientras escuchaba a la pareja, me sentí cómoda, obviamente habían hecho eso antes. Mi esposo, sin embargo, comentó que estábamos ahí solo para divertirnos y tener un intercambio suave, mis oídos se animaron con eso, ¿Intercambio suave? La pareja estuvo de acuerdo, yo no sentí ninguna presión.

En ese momento, estaba empapada, quería estar satisfecha con mi esposo, comencé a chuparlo, me encanta sentirlo endurecerse en mi boca, estaba besando sus bolas y de reojo, vi a la otra pareja chuparse, luego él dio la vuelta a su esposa y comenzó a tomarla por la espalda, el sonido de sus gemidos y viendo aquello tan cerca, me excitó, . Mi esposo, para entonces, me había dado la vuelta y me había penetrado, ¡fue una sensación extraordinaria! mientras me cogía, tuve un sentimiento abrumador y una curiosidad sobre como se sentiría el otro hombre. Sin pensarlo más, le pregunté a mi esposo si tenía condones, al instante se detuvo, me miró y me preguntó si estaba segura y mencionó que podía conseguirlos, yo asentí con la cabeza, estaba lista, quería intentarlo, en ese momento quería intentarlo. Mi esposo regresó y les preguntó si querían intercambiar parejas. Nerviosamente le pregunté a su esposa si estaba bien, como parecía extranjera, sonrió y dijo: "¡Claro, claro!" ¡Es la idea!

Yo estaba de rodillas en el sofá frente a las ventanas de vidrio y escuché al tipo decir: "Aquí va, ¿estás lista?" Me penetró, sentí una agradable presión, podía sentirlo deslizándose a un ritmo agradable. Tratando de sintonizarme con él, sentí que me jalaba hacia atrás. Lo escuché decir lo bien que se sentía y lo hermosa que me veía, pero mis ojos estaban fijos en mi esposo ya que le estaban haciendo sexo oral a fondo,“Aquí estoy, viendo a mi esposo ser chupado”, eso pasaba por mi mente, ¡estaba caliente! Lo tomé de las manos para que  supiera que estábamos conectados y mientras lo hacía, el tipo me cogía por detrás, pude sentir que se estremecía cuando se vino. Salió y mencionó lo bien que se había sentido, mientras tanto, yo pedía que el condón permaneciera en su lugar.

Nos acostamos en el sofá y vi a mi esposo acostarla a ella boca arriba, la penetró y yo pensé,“tiene mucha suerte de probar mi pene, espero que le guste tanto como a mí, no puedo olvidar lo increíblemente caliente y sexy que fue aquello ". Mientras tanto, el hombre untó aceite sobre mis pechos y tocó ligeramente mi clítoris, murmuró lo hermosa que soy, fue respetuoso en sus caricias y me sentí aliviada de que se diera cuenta que no quería que me besara, vi que se estaba poniendo duro de nuevo, pero mi esposo me llamó, quería que la ayudara a complacerlo.

Lamí sus bolas mientras la mujer lo chupaba, ahhhhh sentí que me tomaban por detrás de nuevo, se sintió muy bien, me gusta hacerlo rápido, fue gracioso ya que la esposa le indicó que fuera rápido también para igualar mi ritmo, durante todo eso, tuve mis ojos pegados a mi esposo, lo estaba asimilando todo, vi deseo en sus ojos, sentí que me venía, mi esposo se quitó el condón, lo tomé en mi boca, chupando su dulce semen, ¡Fue explosivo! ¡Alucinante! ¡¡Vaya, otra vez !! Sentí un hormigueo por todas partes y me sentí flotando en lo alto.

Después, no hubo incomodidad, fue asombroso como la pareja fue muy tranquila y estoy muy agradecida de que hayan hecho que nuestra primera experiencia fuera tan buena, platicamos, nos abrazamos y nos despedimos. Nuestra primera experiencia pasó por mi mente mientras nos vestíamos para irnos: oficialmente éramos swingers.


Concurso de escritura erótica SDC First Swinging Experience Historia de miembros

 

Esta historia fue enviada a nuestro Concurso de Escritura Erótica SDC :
"Nuestra primera experiencia swinger" por uno de nuestros miembros.

¿Te sientes inspirado? Estate atento a los anuncios de futuros concursos aquí en SDC.com y en nuestra aplicación de citas eróticas , disponible tanto en Apple como en Android . ¡Regístrate y haz que fluya tu creatividad! Estamos ansiosos por compartir tus apasionantes historias .


Member Stories

¿Tiene una historia o experiencia que le gustaría compartir en SDC? Envíenos sus historias más sexys y picantes y entusiasme a otros usuarios.
MOSTRAR MÁS ...
0 Comentarios
  • Anónimo