Apuntarse Gratis Ahora

Nuestra primera vez en un club de swinger: Trapeze Miami.

Historias de miembros de SDC Primera experiencia de swinging Amateur Erotica Swing Club Pareja
Historias de miembros de SDC Primera experiencia de swinging Amateur Erotica Swing Club Pareja
El sueño más salvaje de esta pareja de tener relaciones sexuales con otras personas finalmente se hizo realidad. Pronto, la fantasía se volvió su realidad, ¡y siguen mejorando!

Mi esposa estaba en la escuela secundaria cuando nos conocimos, yo soy unos años mayor y tengo mucha experiencia. Fui su primer hombre. Después de cuatro años de salir, nos casamos. Nunca fui celoso, pero nunca en nuestro sueño más atrevido, pensamos en tener sexo con otras personas, ni siquiera sabíamos de swingers y de intercambio de parejas, siempre tuvimos una vida sexual fantástica, pero después de diez años, todo se volvió aburrido. Queríamos darle sabor a las cosas, tomarnos fotos sin ropa, ir a una playa nudista, etc. Fue durante ese tiempo que mi esposa mencionó que tenía curiosidad sobre como sería tener sexo con otro chico o incluso con chicas. ¿Chicas? Bueno, eso era nuevo para mí. Entonces, un día, nuestras vidas cambiaron para siempre.


Llegando al club.


Fuimos de vacaciones una semana a Miami. Fui a una tienda de conveniencia a comprar cerveza / vino, tome una revista gratuita de entretenimiento, había un anuncio de un club de swingers, Trapeze. Tenía curiosidad erótica y le pregunté a mi esposa si quería ir, ella inmediatamente contestó que no, ¡Rotundamente no! Fuimos a un gran restaurante de carnes esa noche y la llené de vino, sabiendo que esto la volvería sexualmente atrevida. Después de la cena, ella me preguntó si realmente deseaba ir al club, le dije que sí, pero no iríamos si ella no lo quería. Ella comentó, "Sé que realmente quieres ir" y accedió. Regresamos al hotel para arreglarnos, mi esposa usaba un vestido ceñido, color azul grisáceo arriba de la rodilla, sin calzón y brassiere y tacones sexies de correas, se veía increíblemente hermosa y povocativa.

El viaje al club fue de aproximadamente 50 minutos. Me di cuenta que mi esposa se estaba poniendo cachonda, se bajó el vestido para mostrar sus pechos a los conductores que pasaban, comenzó a jugar con su vagina y me pidió que la acariciara con mi mano izquierda mientras mi mano derecha manejaba. Debe haberse venido tres o cuatro veces antes de que llegáramos al club. Antes de entrar, me hizo prometer que miraríamos a los demás y dejaríamos que también nos miraran, pero que no tendríamos sexo con nadie más, estuve de acuerdo con el trato.

Nuestra primera vez en un club swinger fue increíble, éramos como dos niños en una tienda de dulces, muchas chicas hermosas exhibiéndose en la pista de baile, besándose con chicos o con otras chicas. A mi esposa le encanta bailar, así que ella y yo comenzamos a hacerlo. En poco tiempo, otras hermosas mujeres se habían unido y comenzaron a bailar con ella besándose. Me di cuenta que estaba recibiendo mucha atención de otras chicas mientras los chicos de junto miraban con aprobación. Finalmente, decidimos ir al vestidor, quitarnos la ropa y envolvernos en una toalla. Había un grupo de al menos cinco parejas siguiéndonos. Entramos en esa gran habitación con cuatro o cinco camas, algunas de ellas ya estaban ocupadas. Había una cama vacía que tomamos, mi esposa y yo estábamos teniendo sexo salvaje, era más emocionante el saber que había gente mirándonos, sí, los dos somos exhibicionistas.

A los diez minutos, sentimos unas manos frotándose contra nuestros cuerpos. Mi esposa y yo estábamos en la posición de misionero. Miramos y vimos una atractiva pareja joven, el chico frotaba las chichis de mi esposa y la chica me acariciaba el trasero, los muslos y los huevos. Mi esposa me miró y susurró: "¿Quieres hacerlo, solo por esta vez? Esta sería la última vez?" Le dije: "Sí", pasé un momento bestial con la hermosa y joven chica. Mi esposa le dijo a su novio que nunca había tenido relaciones sexuales con nadie más que conmigo, ambos éramos novatos absolutos, a él le encantó. Yo los miré. El trasero de mi esposa estaba en la orilla de la cama, con las piernas colgando, él estaba de pie entre sus muslos y apuntando con su verga directamente a la vagina de mi esposa, su primera verga además de la mía. Tal vez hubo un indicio de celos, pero estaba muy excitado. Él comenzó a cogérsela, provocando que sus hermosas piernas afiladas y sus pies sensuales rebotaran con cada embestida. Para mí, fue la vista más hermosa y erótica que había visto en mi vida, ojalá lo hubiera grabado en video.

Estuvimos ahí durante tal vez una hora, las mujeres tenían sed y querían beber algo. El chico pidió que continuáramos más tarde, pero por alguna razón, mi esposa y yo decidimos volver al hotel. Esa era nuestra primera vez y estábamos un poco fatigados. Necesitábamos reevaluar nuestros sentimientos y reagruparnos. Nos encantó nuestra primera experiencia swinger y el recuerdo se quedará con nosotros para siempre. Intensificó nuestra vida sexual, donde no podíamos quitarnos las manos de encima. Literalmente, teníamos que tener relaciones sexuales todos los días y algunas veces hasta dos veces al día. Ese sexo con esteroides duró aproximadamente seis meses. Nos resignamos a que nunca podríamos superarlo. Chico, ¡nos hemos equivocado alguna vez!


Concurso de escritura erótica SDC First Swinging Experience Historia de miembros

Esta historia fue enviada a nuestro Concurso de Escritura Erótica SDC :
"Nuestra primera experiencia swinger" por uno de nuestros miembros.

¿Te sientes inspirado? Estate atento a los anuncios de futuros concursos aquí en SDC.com y en nuestra aplicación de citas eróticas , disponible tanto en Apple como en Android . ¡Regístrate y haz que fluya tu creatividad! Estamos ansiosos por compartir tus apasionantes historias .


Member Stories

¿Tiene una historia o experiencia que le gustaría compartir en SDC? Envíenos sus historias más sexys y picantes y entusiasme a otros usuarios.
MOSTRAR MÁS ...
0 Comentarios
  • Anónimo