Apuntarse Gratis Ahora

Nuestra primera vez.

Historias de miembros de SDC Primera experiencia de swing Pareja Swingers Oral Bisexual Intercambio
Historias de miembros de SDC Primera experiencia de swing Pareja Swingers Oral Bisexual Intercambio
El solo hecho de hablar de tener sexo con otras personas avivó su fuego. Cuando finalmente conocieron otra pareja, ¡provocaron fuegos artificiales!

Mi esposa Jill y yo hemos estado casados durante 27 años y todavía se ve tan bien como el día que la conocí, ella tiene tiene 48 años, mide 1.70 cms y pesa 56 kg., tiene el cabello rubio sedoso y ojos azul celeste en los que la gente puede perderse. Se hizo cirugía en los senos después de hace años tener hijos. Durante nuestra vida marital, siempre fantaseábamos con tener sexo con otras personas, solo eran grandes charlas en la habitación y siempre nos mantenía calientes a los dos mientras jugábamos. Aunque hablábamos mucho de eso, ella nunca lo trató abiertamente en ningún otro lugar, siempre dijo que era solo una charla caliente en la habitación de un juego de roles, nunca pensamos que estuviera realmente lista para algo así.


Una noche, mientras estábamos bromeando y yo frotaba su clítoris, comencé a hablar de finalmente organizar un trío. Cuando puse un dedo en su vagina, ella dejó escapar un gemido suave, la estaba tocado ligeramente y hablándole sobre la idea de múltiples manos, todas jugando con su cuerpo desnudo al mismo tiempo, ella verdaderamente estaba empezando a involucrarse en el tema. Ella ahora gemía más fuerte, su vagina estaba goteando, yo comencé a tocarla más y más rápido y seguí hablando con ella cada vez más sobre múltiples manos tocando su cuerpo. Sabía que se estaba acercando al orgasmo ya que comenzó a respirar más hondo y a restregarse contra mis dedos, entonces, le pregunté si ya estaba realmente preparada algo como eso. Antes de que pudiera responder, subí una mano para jugar con su pezón, mientras, comencé a bombearla con dos dedos de manera más profunda y con más fuerza en su vagina, eso la llevó al límite. Ella arqueó su espalda en el aire y comenzó a empujar contra mi mano, gimiendo y gritando: "¡OH SÍ, CÓGEME SÍ, ESTOY LISTA PARA ESO, BEBÉ!" a medida que se venía de manera más intensa con un gran orgasmo, su cuerpo se desbordaba a chorros. ¡Fue increíble verla! Normalmente no eyacula, así que supe que eso debió haber sido especial para ella.

Después de que haber estado acostados por un minuto o dos, ella se volteó hacia mí, me besó apasionadamente, se rió un poco y dijo WOW, ¡eso fue bastante, fue exageradamente excitante! En ese momento, Jill se acercó y agarró mi verga dura como una piedra y dijo: "¡Parece que a ti también te gustó!" Todo lo que pude decir fue: "¡Diablos, sí, cariño!" Mientras Jill acariciaba suavemente mi verga, me preguntó si quería verla desnuda y en la cama con otras personas. "Demonios, sí", respondí. Con eso, comenzó a acariciar mi verga más rápido y a frotar mis huevos con su otra mano, también me preguntó si me gustaría ver a alguien más hacerla venir. Yo estaba asombrado: "¡Joder, sí!" El hecho de que ella hablara de eso, me llevaba a la cima, no podía soportarlo más. Agarré su cabeza e introduje mi verga en su boca justo cuando me estaba viniendo, ella la acarició y la chupó hasta dejarla vacía, algo que rara vez hace. Ambos estábamos muy cansados después de nuestros grandes orgasmos, ambos nos recostamos en la cama y nos fuimos a dormir.

Al día siguiente, todo siguió como de costumbre, nos levantamos, nos bañamos, desayunamos y yo salí corriendo al trabajo. Estuve ocupado la mayor parte del día con reuniones y no tuve la oportunidad de llamar a casa, pero tuve la oportunidad de enviar un mensaje de texto en broma a mi esposa diciendo que anoche había sido divertido y que había organizado un trío. A medida que avanzaba el día, nunca recibí un mensaje de respuesta de ella. Pensando que podría haber insistido un poco sobre el tema, le envié otro mensaje de texto diciendo "JA, JA, JA" seguí sin respuesta. De camino a casa, me detuve y le compré unas flores para suavizar las cosas. Justo cuando estaba dando vuelta en nuestra calle, recibí un mensaje de texto de Jill, era solo un emoji de cara triste. 'Dios mío, ¡¿Qué significa eso ?!' Pensé mientras me detenía en la entrada.

Esa noche, en la cena, dije algo sobre mi mensaje de texto y la respuesta del emoji de cara triste, Jill se limitó a sonreír, le pregunté si pensaba que hablaba en serio acerca de organizar algo, ella respondió: “bueno, anoche me preguntaste si estaba lista o no, ¿cierto? pues, creo que estoy lista para probar algo salvaje, entonces tal vez tuve la esperanza de que hablaras en serio ", ¡Casi me atraganto con el vino! "Tendría que ser algo que tú hayas propuesto, no yo", dijo sonrojada. Dijo que si supiera alguno de los detalles con aticipación, probablemente se asustaría y se echaría para atrás, yo le devolví la sonrisa y dije: "Está bien, cariño", entonces, no habrá detalles, si planeo algo salvaje, tendrá que ser una sorpresa, ella sonrió, pero me di cuenta por la mirada de sus ojos que la idea la encendió.

Al día siguiente, me uní a un par de sitios swinger en línea y pasé la semana siguiente charlando y conociendo otros cercanos. ¿Quién sabía que había tanta gente de ideas afines en la zona? Dado que ella no deseaba saber ningún detalle al respecto, eso hizo que fuera difícil averiguar que era exactamente lo que quería. Me sentí temeroso al preguntarlo en ese momento, arruinaría la sorpresa. Mi plan era conseguir a una chica que se uniera a nosotros, pero después de ser casi imposible encontrar una mujer que estuviera interesada en una pareja casada, comencé a charlar con otras parejas, la pareja con la que me sentí mejor fueron Dave y Cindy.

Son un matrimonio con hijos, como nosotros. Ella era del sur, tenía 37 años, 1.65 cms de altura y 56 kgs de belleza y él tenía 38 años, 1.91 cms de altura y alrededor de 91 kgs. Les comenté que éramos nuevos en esto, que nunca antes habíamos hecho algo así y que tenía que ser una reunión sorpresa (sin decirle nada a mi esposa) en un club de baile o algo así. Dijeron: “No hay problema, hemos estado en el estilo de vida durante siete años y sabemos exactamente como hecerlo". Dijeron que a menudo interactúan con principiantes y que nunca van más allá de los límites de nadie. Nos invitaron a unirnos con ellos en el club de un amigo de ellos en el otro lado de la ciudad el siguiente sábado en la noche, “No te preocupes, me dijeron, no es un bar de swingers, pero algunos swingers van allí y tratan de ligar con solteros que van un rato los sábados por la noche, está ubicado en el área de fiestas en un complejo hotelero, en caso de que quisiéramos quedarnos ahí ". Dijeron que me enviarían un mensaje de texto cuando llegaran y que nos buscarían en la pista de baile. Cindy comentó que accidentalmente chocaría con Jill mientras bailaba y comenzaría una conversación con ella, a partir de eso, Cindy empezaría a seducir a Jill. ¡Eso era un trato!

El sábado por la mañana le dije a Jill que la llevaría a bailar en la noche. Ella dijo, ¡WOOW! ¿A dónde vamos a ir? ¿Que deberia ponerme? Dije: Vámos a ir a un pequeño club al otro lado de la ciudad, es una sorpresa y se vistió como si tratara de impresionar. Como estaba un poco nervioso, decidí que deberíamos estar en el club a las 8:30 pm para darnos una idea del lugar. Cuando llegamos, estaba un poco lleno de jóvenes hombres de negocios, solteros, que posiblemente estaban alojados en hoteles. Tomamos una mesa junto a la pista de baile, pedimos un par de copas y luego bailamos aproximadamente media hora, Jill estaba realmente concentrada en la música y le encantó el hecho de que la mayoría de los chicos del lugar la miraran. Jill volvió a nuestra mesa, yo mientras fui al baño a confirmar si ya había recibido algún mensaje de texto de Cindy, pero nada aún.

Mientras iba de regreso, me di cuenta de que un chico estaba sentado en nuestra mesa, él y Jill hablaban y se reían. Decidí mirar un poco desde la barra y ver que pasaba. Charlaron y coquetearon un rato y cuando yo no volvía aún, ellos decidieron bailar. Mientras bailaban, las manos del chico estaban sobre el pequeño cuerpo apretado de Jill. Ella parecía estar encantada con la atención, pero cuando volteó y me vio mirándola desde la barra, me sonrió y comenzó a besarlo mientras bailaban. Después de unas tres canciones, Jill se acercó a mí y dijo: “Dios mío, no puedo creer que hayas preparado para mí esto esta noche. Es muy joven y atractivo, tuve un poco de miedo al principio, pero me encanta la atención que John me está mostrando, es un gran besador, con un muy buen cuerpo y frota su gran pene duro en mi muslo. Gracias bebe." Antes de que yo pudiera decir una palabra, Jill me besó profundamente y volvió a bailar con John.

Lo siguiente fue que recibí un mensaje de texto de Cindy diciendo que estaban ahí y que se dirigían a la pista de baile. Antes de que pudiera ir hacia a la pista de baile a través del club ahora lleno de gente, vi a Cindy, ella estaba bailando junto a Jill y a John. En ese momento, se encontró con Jill, Cindy parece disculparse cuando ambas chicas comienzan a reír y luego comienzan a bailar juntas. Después de un minuto, John se interpone entre las chicas y ahora los tres se juntan y bailan de manera tan caliente, que la mitad de la gente del club, los está mirando.

Mientras eso sucede, veo al esposo de Cindy, Dave, parado atrás mirando, me acerqué a él, me presenté y le conté lo sucedido. Dave se rió y dijo: "Bueno, parece que ustedes empezaron sin nosotros". Dave y yo regresamos a nuestra mesa, donde podemos ver a las chicas y a John bailando y frotándose el uno contra el otro.

Después de un par de canciones más, los tres regresan a nuestra mesa. Al vernos a Dave ya mí allí, Jill parece sorprendid, me lleva a un lado y dice: “Dios mío, ¿qué está pasando, cariño? Le dije que mi sorpresa para ella esta noche era que nos reuniéramos con Dave y Cindy. Ella dice: "¿Qué hay de John?, ¿Quién es él? Dije: Diablos, no lo sé cariño; ¡Lo conociste por tu cuenta, supongo! " Jill se sonrojó y dijo: “Dios mío, ¿Qué se supone que debo hacer ahora? Justo antes de que apareciera Cindy, John me preguntó si quería ir a su habitación de hotel ". “¿Qué le dijiste?”, Le pregunté. “Le dije que necesitaba hablar contigo primero, entonces aparece Cindy, quien es la mujer más sexy que he visto en mi vida. ¿Qué tengo que hacer? Es un poco angustiante ahora, ¿Deberíamos escapar por la puerta trasera antes de que sea demasiado tarde? Le dije, "bueno, podríamos hacer eso si quieres, o podrías jugar y ver si John estaría interesado en que todos vayamos a su habitación". Jill sonrió y dijo: "Le preguntaré". A John aparentemente le encantó la idea, a Cindy y Dave también, así que todos fuimos a la habitación.

Tan pronto como entramos, Cindy tomó a Jill y comenzó a besar su cuello y a acariciarla, John se colocó detrás de Jill, le desabrochó el vestido y lo dejó caer al suelo, Jill no usaba ropa interior, por lo que ahora estaba parada allí completamente desnuda, se veía muy atractiva. John también se quitó la ropa y mientras lo hacía, pude ver de lo que hablaba Jill. La verga de John medía aproximadamente 9 pulgadas de largo y era más gruesa que un pepino, los tres se fueron a la cama. Cindy y John besaban el cuerpo de Jill arriba y abajo, ella simplemente se recostó y dejó que todo sucediera. Dave y yo nos sentamos y observamos a nuestras calientes esposas en acción.

Cindy se movió hacia abajo y comenzó a besar y a lamer la vagina de Jill agradable y lentamente mientras John comenzaba a jugar con las tetas de Jill, sus manos estaban sobre ella, Jill gemía suavemente. Al escuchar esto, Cindy comenzó a lamer y chupar más intensamente el clítoris de Jill mientras deslizaba un dedo dentro de ella y comenzaba a cogérsela de manera agradable y rápida. Los gemidos de Jill eran más fuertes ahora, cuando John comenzó a chupar un pezón y jugar con el otro. Jill tenía una mano sobre la monstruosa verga de John, la acariciaba rápido y fuerte. Cindy luego deslizó otro dedo en la vagina de Jill y justo cuando lo hizo, Jill comenzó a temblar y empujar hacia arriba y hacia abajo mientras gritaba y tenía su primer orgasmo de la noche ...

Sin perder el ritmo, Cindy centró su atención en la verga de John. Ella agarró su enorme verga dura como una roca con ambas manos y comenzó a chuparle la cabeza. Mientras hacía esto, Jill comenzó a lamerle las bolas. John agarró la cabeza de Cindy y comenzó a cogérsela por la boca mientras empujaba la cabeza de Jill hacia la vagina de Cindy. Jill nunca había estado con una chica antes, pero eso no la detuvo, ella comenzó a lamer la pequeña vagina caliente de Cindy, luego Jill deslizó un par de dedos en su vagina mientras Cindy comenzaba a frotarse en la cara de Jill. Cindy estaba tratando de tomar todo lo posible de la verga de John en su boca, ya que también hundió su vagina más profundamente en la cara de Jill, fue un espectáculo muy erótico. Cindy pronto comenzó a retorcerse y a gritar que se estaba viniendo. Al igual que ella, John sacó la verga de su boca y se vino sobre las tetas de Cindy.

Los tres se quedaron allí por un minuto abrazándose y besándose, cuando Cindy nos miró a Dave y a mí y dijo: "¿A alguno de ustedes, chicos, les gustaría que le chupen la verga en este momento?" Dave inmediatamente dijo que sí, me señaló y dijo: "A él le encantaría que se la chuparas". Cindy sonrió mientras limpiaba el semen de John de sus tetas, "Está bien, tú eres el siguiente", mientras caminaba hacia mí, se arrodilló, me quitó los pantalones y comenzó a chupar mi ya dura verga. Jill estaba viendo a Cindy chuparme mientras todavía estaba acostada en la cama, abrazándose y besando con John, pero me di cuenta que ver a Cindy chupar mi verga la estaba poniendo cachonda de nuevo, así que la miré y dije: "Oye, cariño. , ¿Por qué no vienes y le chupas la verga a Dave? Jill no perdió el tiempo, tomó la mano de Dave y lo acercó a la cama, tomó los pantalones de Dave y los tiró al suelo. Mientras Dave se recostaba en la cama, Jill se puso encima de él y comenzó a chuparle la verga, eso estaba jodidamente caliente. Dave y yo estábamos acostados de espaldas mientras las chicas estaban a cuatro patas, chupando nuestras vergas,  John se puso detrás de las chicas y comenzó a cogérselas con los dedos a las dos al mismo tiempo, ambas chicas gemían y se movían de un lado a otro contra los dedos de John y mientras lo hacían,  acariciaban nuestras vergas más fuerte y más rápido. Parecía que las dos chicas estaban en una competencia para ver quién iba a hacernos venir más rápido, yo no pude soportarlo más, necesitaba coger.

Saqué mi verga de la boca de Cindy y la volteé en la cama, ella estaba ahora sobre sus manos y rodillas, su trasero estaba al aire y frente a mí. Cuando separé los labios de su vagina con mi dedo y miré a Jill en busca de su aprobación, me di cuenta por la mirada en sus ojos, ¡y fue un SÍ! Lentamente comencé a empujar mi verga en su cálida y húmeda vagina. Dios mío, estuvo tan bien. Cindy comenzó a moverse hacia atrás contra mí mientras la bombeaba más fuerte. Teníamos un ritmo perfecto. A Jill le gustó tanto la vista que se dio la vuelta para intentar chupar la gran verga de John y dejar que Dave la cogiera al mismo tiempo. ¡WOOW! Mi esposa estaba dentro de eso, yo estaba jodidamente caliente, mi esposa y yo estábamos cogiendo con alguien más uno al lado del otro. Después de coger bien y duro la vagina de Jill durante unos 10 minutos, Dave comenzó a gritar que se estaba viniendo, así que sacó su verga y se vino sobre el culo caliente de Jill, ver eso me hizo venir a mí también. Me quité, Cindy se dio la vuelta y terminó chupando mi verga hasta dejarla seca.

En todo este tiempo, Jill nunca dejó de chupar la monstruosa verga de John, me di cuenta de que estaba enamorada de aquello. Así que le dije que quería verla intentar montarse en ella, Jill me miró y negó con la cabeza mientras aún la chupaba, luego se la sacó de la boca y me susurró al oído: "¿No crees que es demasiado grande para mí?" Cindy escuchó esto y dijo: “¡De ninguna manera, Jill! A tu vagina le va a encantar esa gran verga gorda, confía en mí, cariño, la sentirás increíble, yo te voy a ayudar".

Cindy le dijo a John que se recostara boca arriba, luego hizo que Jill se subiera encima, de frente. Mientras Jill estaba acostada encima de John, comenzaron a besarse, Cindy se metió entre sus piernas y comenzó a frotar lubricante en toda la verga de John y la vagina de Jill. Incluso si eso no iba más allá, era la vista más caliente que había visto en mi vida. Cindy tocaba la vagina de Jill con ambas manos y Jill se movía hacia adelante y hacia atrás. En ese momento, Cindy sabía que Jill estaba lista. Cindy se agachó y tomó la verga de John, colocando la cabeza directamente en la vagina de Jill. Cindy tiró hacia atrás de las caderas de Jill y dejó que la cabeza de la verga de John se deslizara hacia adentro. Jill gimió fuerte y profundo mientras Cindy tomaba sus caderas hacia atrás aún más. Cindy empujó y tiró de las caderas de Jill hacia adelante y hacia atrás mientras Jill lograba meter la mitad de la verga de John dentro de ella. A Jill le encantaba y me di cuenta que estaba lista para más cuando se levantó sobre John, colocó sus manos en su pecho y comenzó a moverse hacia arriba y hacia abajo sobre su verga. Ella estaba metiendo alrededor de ¾ de su verga en su vagina mientras gemía y gritaba: "Oh, sí, joder, sí". Fue lo más caliente y sexy que jamás había visto hacer a mi esposa. Jill sólo lo montó durante unos dos minutos antes de tener un orgasmo que le estremeció el cuerpo y la hizo colapsar de nuevo sobre el pecho de John.

Mientras se acostaba sobre John, sin aliento, con su verga todavía profundamente metida en su vagina, John comenzó a bombear dentro y fuera de ella lentamente hasta que ella contuvo el aliento. Una vez que John sintió que Jill estaba lista, comenzó a bombear su vagina más fuerte y más rápido. Jill estaba acostada sobre él casi sin vida, gimiendo cada vez más fuerte mientras él comenzaba a cogérsela tan fuerte y rápido como podía. John le estaba dando cada centímetro de su verga, cada bombeo de su enorme verga, la sacaba hasta la mitad y luego la metía tan rápido y tan duro como podía. Los gemidos de Jill sonaban como un murmullo mientras se venía en repetidas ocasiones. Finalmente, John dijo que iba a venirse, comenzó a moverse y se vino en el culo y la espalda de Jill. Todos estábamos muy cansados después de eso, así que nos despedimos y prometimos que nos volveríamos a reunir pronto.


Concurso de escritura erótica SDC First Swinging Experience Historia de miembros

Esta historia fue enviada a nuestro Concurso de Escritura Erótica SDC :
"Nuestra primera experiencia swinger" por uno de nuestros miembros.

¿Te sientes inspirado? Estate atento a los anuncios de futuros concursos aquí en SDC.com y en nuestra aplicación de citas eróticas , disponible tanto en Apple como en Android . ¡Regístrate y haz que fluya tu creatividad! Estamos ansiosos por compartir tus apasionantes historias .

 


Member Stories

¿Tiene una historia o experiencia que le gustaría compartir en SDC? Envíenos sus historias más sexys y picantes y entusiasme a otros usuarios.
MOSTRAR MÁS ...
0 Comentarios
  • Anónimo