Apuntarse Gratis Ahora

El dominante misterioso.

Historia de un miembro de la SDC La experiencia de la esposa más caliente Amateur Erótica Dominante
Historia de un miembro de la SDC La experiencia de la esposa más caliente Amateur Erótica Dominante
Red se arriesgó con un Dom de una noche, y fue la experiencia de esposa caliente que nunca olvidará.

Uno de nuestros miembros de SDC envió la siguiente historia a nuestra "Experiencia Hottest Hotwife!" (Experiencia más caliente de Esposa Caliente) Concurso de escritura erótica. Regístrate hoy  para enviar tu propia historia erótica para aficionados.

 

Todo empezó con el siguiente mensaje:

“Hola Red, me encanta tu perfil y espíritu aventurero. Por eso te elegí, déjame hacerte una oferta a la que no podrás resistirte. No me tengas miedo, solo sé que una vez que te tenga, no me detendré hasta que todo tu cuerpo tiemble, me rogarás pidiendo más. ¿Sigues aquí? Mándame una foto de tu cuerpo. Soy muy sexy, ¿no te parece Red? Esto es lo que verás de mí, no puedo correr el riesgo de exponerme, lo prometo, valdrá la pena. Una noche conmigo, en mis términos y condiciones. ¿Me entiendes Red? Confía en mí, te daré todo lo que quieras y más. ¿Qué dices? ¿Estás de acuerdo? No hace falta decir que necesito tu respuesta lo antes posible, ya que mi oferta vence en 24 horas a partir de este momento. Solo quiero ver una palabra cuando me respondas, 'Sí' o 'No'. Con un "Sí", seguirá mi oferta y te daré más instrucciones, estoy seguro que tomarás la decisión correcta. ¡Besos calientes! Xx M. "

Después de leer este mensaje, me sentía desconcertada, no estaba segura de que hacer. Las voces en mi cabeza definitivamente estaban luchando, el diablo me decía: ¡Adelante, Red Phoenix! Eres un espíritu libre, siempre persiguiendo nuevas experiencias, no te atrevas a decirle que no. Y el ángel me decía: Estás loca si sigues adelante con esto, tal vez sea un hombre asqueroso, un viejo gordo y arrugado y solo pueda tener sexo a través de este tipo de engaños, él tendrá completamente control. ¿En serio Red? Por favor retrocede, dile que no, o mejor aún, ¡no le respondas más! No te sorprendería saber que el diablo hubiera ganado, de lo contrario, la historia habría terminado aquí y me habría preguntado muchas veces '¿Y si ...?' No soy así. Sin embargo, respondí con un simple 'Sí' justo antes de que expirara su oferta, necesitaba al menos sentir que tenía un poco de control.

Su siguiente mensaje me llegó después de cinco días. Oh, me hizo esperar ... por supuesto, ¿Qué pensaba?


Su respuesta.


“Oye, sexy, entonces aceptaste, sabía que lo harías. Como te dije en mi primer mensaje, esto solo puede suceder dentro de mis términos y condiciones. Yo te daré instrucciones y tu obedecerás, habrá castigo si no lo haces. Te veré en tu departamento este viernes, asegúrate de estar lista a las 21:00 horas, envíame tu dirección como respuesta a este mensaje, quiero que estés de acuerdo en que yo me haré cargo de todo, soy yo quien decide que hagas, que digas y que te pongas. Quiero que uses lencería negra provocadora, que lleves una venda para los ojos y unas eposas. Asegúrate de vendarte los ojos exactamente a las 21:00 hr. Espérame en tu habitación, en la cama, boca arriba y no olvides usar medias y tacones altos. Deja la puerta abierta y prepárate, recuerda, pase lo que pase, no puedes ver mi cara, yo tampoco quiero ver tus ojos, tal vez podría ser después de un par de horas, pero probablemente me iré temprano en la mañana. Esta es una experiencia única, no te comuniques conmigo, no dejes ni una pista, quedémonos con el recuerdo. Red ... Estoy seguro de que tendremos recuerdos. Lo único que debes hacer es obedecerme, las buenas chicas serán recompensadas y las chicas malas, bueno, no lleguemos allí. Casi puedo sentir tu emoción, apuesto a que estás mojada… ¿no? Xx M. "


El cumplió sus promesas


Y así sucedió, hice todo lo que me dijo que hiciera, me vendé los ojos y esperé a que se abriera la puerta principal. No me atemorizo fácilmente, pero tengo que admitir que mi adrenalina estaba al máximo y mi corazón… bueno, mi corazón dio un salto o dos. Sí, mi puerta se abrió, percibí que se cerraba desde adentro, escuché pasos que se acercaban de manera lenta a mi habitación. Una voz un tanto tenebrosa, con acento inglés del norte de Europa, me preguntó "¿Has sido una buena chica?" No pude evitar sonreír y respondí "Sí, por supuesto", antes de que me diera cuenta, me agarró por las muñecas y me esposó al poste de la cama. No me mientas. Te he estado observando, has estado muy activa, te castigaré por desobedecer, ¿Está claro? Entonces le dije "Sí". "Eso no es suficientemente bueno, eesponde siempre con: Sí, señor, justo eso es lo que quiero oírte decir, esta vez te perdonaré " y cumplió su promesa.

Seguro nunca olvidaré esa noche, tuvimos sexo muy salvaje y ardiente, su lengua estaba por todas partes… y yo… no tenía otra opción, no podía resistirme aunque quisiera. Sin saber que vendría después, el constante "miedo" de ser castigada, su comportamiento de depredador dominante pero también sus caricias suaves y delicadas, sus besos y sus manos sobre mí, yo quería más y más. Solo me complació cuando él quiso hacerlo. Todo el tiempo  ÉL estuvo al mando… Mi Dominante Misterioso. Fui castigada por algunas cosas que hice y algunas otras que no hice bien. Todavía recuerdo como me quitó las esposas y me llevó a la sala de estar. Me hizo arrodillarme en un sillón, con el culo levantado y me ató las muñecas detrás del cuello. No sé cuanto tiempo me hizo esperar a su próximo movimiento, para mí fueron minutos, pero probablemente fueron pocos segundos. Fue allí donde acordamos una palabra de seguridad que se me permitió usar esa noche.

Mi palabra de seguridad fue "Llamas", no podría ser una mejor elección, muy adecuada para mi otro yo… Red Phoenix. Me azotó, no muy fuerte, pero seguro lo sentí, me hizo recordar quien era el Dominante y quien la sumisa. Sabía muy bien que le pediría que se detuviera, tuve que rogarle que me desatara las muñecas, fue entonces cuando mostró su lado suave. Me llevó de regreso al dormitorio y comenzó a explorar cada centímetro de mi cuerpo, besándome, lamiendo y dejándome extremadamente húmeda, lo deseaba, lo deseaba desesperadamente dentro de mí. Cuando eso finalmente sucedió, me cogió intensamente ... y cada vez que pensaba que explotaría en mí, disminuía la velocidad, bromeando de una manera increíble, siempre asegurándose de que estuviera teniendo un orgasmo, no una o dos veces, sino muchas veces durante esa noche especial. Estaba literalmente en otro universo, deseando que nunca terminara. Las cosas buenas y emocionantes no duran para siempre ... Sabía las reglas desde el principio.

En nuestros momentos finales juntos, éramos uno, como si antes nos hubiéramos estado explorando el uno al otro muchas veces ... su cuerpo se sentía familiar y mi cuerpo reaccionaba completamente a todo lo que él hacía, tuvimos un orgasmo alucinante al mismo tiempo, nuestros cuerpos estaban temblorosos y finalmente susurró en mi oído: “Buenas noches Red, este recuerdo es tuyo. Es todo lo que puedo darte. Cuídate sexy ". Antes de que pudiera decir "Gracias ... Me encantó cada minuto", Mi Dominante Misterioso ya se había ido, dejándome sola de nuevo.

 

¡Esta historia fue enviada por uno de nuestros miembros a My Hottest Hotwife Experience!  (Mi Experiencia más Caliente de Esposa Caliente), Concurso de escritura erótica. SDC anunció el ganador de este concurso el 18 de septiembre de 2020. Nuestro editor hizo pequeños ajustes a esta historia para mayor extensión y claridad.


¿Inspirado? ¡Escribe tus propias historias eróticas!


¿Sabías que SDC organiza nuevos concursos de escritura para nuestros miembros durante todo el año? ¡Únete a nuestra comunidad hoy y ve nuevas emocionantes historias, inspírate y envía tu propia historia para tener la oportunidad de ganar!


Member Stories

¿Tiene una historia o experiencia que le gustaría compartir en SDC? Envíenos sus historias más sexys y picantes y entusiasme a otros usuarios.
MOSTRAR MÁS ...
0 Comentarios
  • Anónimo