Apuntarse Gratis Ahora

Y aquí la historia GANADORA de esposa caliente: Mi trío en un hotel.

Historia de un miembro de SDC Experiencia de esposa caliente Ganadora Hotel Trío Fantasía
Historia de un miembro de SDC Experiencia de esposa caliente Ganadora Hotel Trío Fantasía
La historia ganadora de "My Hottest Hotwife Experience" (Experiencia de Esposa Caliente) de SDC. Concurso de escritura erótica!

¡Lea la experiencia My Hottest Hotwife (Mi más caliente historia de Eposa Caliente) de SDC! Es la historia ganadora del concurso sobre el primer trío de una mujer en un hotel con su esposo y otro hombre.

A mi marido se le ocurrió la fantasía de un hotel, se acercaba mi cumpleaños y decidió reservar un día de spa y una habitación en un hotel muy bonito. Durante mis tratamientos de spa, pensaba en la fantasía que se aproximaba esa noche. Mi vagina temblaba y estuve mojada todo el día, deseaba tocarme, pero decidí esperar para más tarde. Después del spa, tuve un buen entrenamiento en el gimnasio, tomé una bebida, iba a prepararme para mi encuentro.


Preparándome.


Steve y Bill van a ir al bar del hotel esa noche, fingirían que no me conocían. Mientras tanto, me ducho y me afeito, asegurándome de tener un cuidado especial para estar suave como un bebé para mi noche de placer, dejo que mis dedos comiencen a jugar con mi vulva. El agua tibia y el jabón se siente muy bien en mi piel desnuda y comienzo a excitarme. Me pongo una falda corta negra con ropa interior de encaje negro de las que tienen una hilera de perlas y forman la parte trasera de la tanga. Las perlas parten los labios de mi vagina y frotan mi clítoris… Mmmmm, ¡se siente muy bien! Mi blusa es muy escotada y se ve ligeramente la parte superior de mis muslos.


El bar estaba lleno de hombres disponibles.


Entro al bar, miro a mi alrededor y los veo sentados en una mesa cerca, en la parte posterior del bar, me siento, me doy cuenta de que hay una convención, el bar está lleno de hombres, en su mayoría de 30 años, o probablemente 40. Definitivamente me siento como si hubiera ido a coger ¡y hay un bar lleno de hombres dispuestos a ello! Tal vez piensen que soy prostituta.

El camarero es un joven muy agradable que disfruta de la vista mientras prepara mi bebida, yo me inclino hacia delante para tomarla, asegurándome de darle una buena vista. Steve y Bill platican mientras disfrutan de sus bebidas y ocasionalmente miran hacia el bar y disfrutan del espectáculo. Pido mi segundo trago y algunos de los asistentes de la convención me miran, sonríen y coquetean un poco. Yo pienso, "podría elegir a cualquiera ... ¡o tal vez a tres de ellos ahora mismo!". Siento que mi vulva se moja de solo pensarlo. Me siento tan viva y empoderada, algo que nunca antes había sentido, sexualmente empoderada y capaz de tener toda la atención.


Steve y Bill hacen contacto.


Finalmente, Bill se acerca a la barra y comienza a platicar, una pequeña charla, como lo haría con una extraña dama con la que espera tener suerte, yo toco su brazo y sonrío, la gente de al rededor lo ve todo y se preguntan a donde conducirá eso.

Bill me pide que vaya con él y Steve a su mesa y paga mi cuenta, yo me deslizo del asiento a sus brazos, presiona su pene ya duro  contra mi estómago. ¡Esta será una muy buena noche! Cuando llegamos a la mesa, Steve se pone de pie, se "presenta" y yo me siento en medio de mis dos sementales dispuestos a todo

Bebemos y nos reímos, yo tengo las manos en mis piernas, una de cada lado, tengo las piernas separadas, por lo que los chicos del bar tienen una vista clara de mi ropa interior con perlas. Steve se disculpa y se va al baño, mientras él no está, Bill y yo nos besamos y nos tocamos a debajo de la mesa, Steve regresa y pronto, Bill se disculpa. Steve ahora toma el lugar de Bill y con su mano frota mi vulva mientras nos besamos apasionadamente, los asistentes de la convención están a punto de caer de sus asientos. Bill regresa después de unos minutos, los dos toman sus maletas, nos ponemos de pie y camino de su brazo hasta el elevador, puedo imaginar la reacción en el bar.


¡Subiendo!


En el elevador, Bill me empuja contra la pared, inmovilizándome, puedo sentir su pene duro como una roca presionándolo contra mí, mi vulva está empapada. Steve cae de rodillas y va tras mi clítoris, lo chupa mientras yo gimo en la boca de Bill, nuestras lenguas exploran la boca del otro, puedo sentir un orgasmo evolucionando rápidamente mientras esos dos hombres destrozan mi cuerpo como una puta. Steve siente mi excitación y se detiene justo cuando se abren las puertas del elevador.

Rápidamente entramos en la habitación, Bill me sube a la cama, rasga mi blusa, toma un pezón en su boca y lo chupa con fuerza. Steve está desabrochando mi falda y levantando mis caderas para que se deslice y caiga al suelo. Estoy acostada, con la tanga hasta los muslos, pretendiendo ser una prostituta por la noche para esos dos "hombres de negocios". ¡La idea corre a través de mi cuerpo, poniéndome muy caliente! Yo, la chica conservadora de un pequeño pueblo, ahora interpretando el papel de una puta cara y amando cada minuto.

Steve va tras mi vulva como un animal, lamiéndome desde el ano hasta el clítoris, chupando mi botón duro, agrandado y sensible. Bill se va hacia mi cabeza, su pene de 9 ” me mira suplicando ser succionado, lo complazco, amo el sabor de su virilidad mientras llena mi boca, pongo mis labios alrededor de él y lo inturoduzco tan profundamente como puedo, esa sensación es asombrosa.


Rogando ser llenado


Steve se mueve entre mis piernas y frota su pene contra mi vulva empapada, intento subirme en él, pero se hace a un lado burlándose de mí deseando que le ruegue. El enorme pene de Bill llena mi boca y todo lo que puedo hacer es gemir y mover mis caderas hacia su pene. Finalmente, siento que desliza la cabeza y se detiene, maldita sea, me está matando y me encanta, se siente muy bien, pero necesito que me penetren ahora. Empujo hacia abajo mientras él empuja hacia adentro, lo siento golpeando mi cuello uterino, no es tan grande como Bill, pero está bien. Poco a poco comienza a cogerme mientras Bill continúa con su pene en mi boca. No puedo creer lo maravilloso que se siente tener un pene en mi boca mientras otro me llena la vulva. Empiezo a tensarme y mis piernas comienzan a temblar mientras el orgasmo se acumula rápidamente y corre a través de mi. Luego, en el momento justo, cambian de lugar.

Steve sale de mí y Bill se mueve entre mis piernas, coloca su pene en mi vagina todavía palpitante, Bill no pierde el tiempo al meter sus bolas de nueve pulgadas hasta el fondo de mí, mientras yo dejo escapar un grito: es una mezcla de dolor combinado con el máximo placer. Inmediatamente comienza a cogerme muy fuerte, sus bolas, mojadas por mi orgasmo, golpean mi trasero, levanta mis piernas y las coloca sobre sus hombros, su pene se siente como si hubiera crecido aún más mientras llega a lugares que nunca antes habían sido tocados. Estoy casi perdida en la experiencia, mi mente está enfocada en lo que está sucediendo en mi vagina: estoy siendo cogida por el pene más grande que he visto en mi vida. De repente, vuelvo a la realidad y me pregunto, ¿dónde está mi marido?


Tantas primicias


Entonces lo veo parado a unos metros de distancia, está grabando a Bill cogiéndome, nunca había hecho eso, siento una punzada de ira ya que él lo está haciendo sin que nosotros hayamos hablado de ello primero, bueno, estoy siendo cogida por ese enorme pene y realmente disfruto el que mi vagina se extienda como nunca antes. ¡Bill pone la mano debajo de mí, levantando mis piernas aún más sobre sus hombros, metiendo su pene aún con más profundidad! ¡Maldición! No puedo aceptarlo y decirle que pare. Steve dice, "cógetela por detrás", Bill me pone a cuatro patas sin quitar el pene.

Ahora, Steve está frente a mí y Bill me golpea la vulva. Steve mete su pene en mi boca y pruebo el sabor de mi vagina, es la primera vez que plo hago, ya que nunca había probado un pene después de haber estado dentro de mí ... ¡realmente me gusta!

Tenemos ritmo, Bill penetrándome profundamente y Steve llenando mi boca con su amplia virilidad. Empiezo a sentir que viene mi segundo orgasmo y murmuro: "Me estoy viniendo", esto envía a Steve al climax, su pene se pone más rígido y comienza a palpitar cuando su enorme carga comienza a brotar en la parte posterior de mi garganta, deja escapar un gemido muy primitivo y luego grita: "¡Oh, joder, oh, joder ... Mierdaa" mientras sus bolas se vacían en mi boca. ¡Maldición, su semen sabe muy bien! Luego escucho a Bill decir: "Joder, yo también me estoy viniendo", de repente estoy llena por ambos extremos.

Sorbo cada gota del semen de Steve, sin perder una gota mientras disfruto de lo espeso y salado que es, Bill empuja unas cuantas veces más, vaciando su gran carga corriendo por mis muslos y sobre la cama, Steve sale de mi boca y Bill dice: "Límpiame ahora, puta", mientras con mucho gusto tomo su pene encogido pero aún muy grande en mi boca, lo succiono y lo chupo, una vez más disfrutando del sabor de mi vulva con el semen de otro hombre. ¡Realmente he cedido a convertirme en una verdadera zorra! no siento culpa ni remordimiento, solo tengo un sentimiento de satisfacción y placer que se apoderó de mí mientras chupaba y cogía con dos hombres al mismo tiempo: uno mi esposo y el otro mi ahora "juguetito".


Una buena esposa desagradable


Bill se vistió y me besó, agradeciéndonos a ambos el permitirle ser parte de nuestra fantasía, Steve se deslizó hacia abajo y comenzó a lamer mi vulva, donde hace solo unos minutos, Bill había dejado una gran cantidad de semen. La idea de mi marido de lamer el semen de otro hombre de mi vagina, me excitó rápidamente y obviamente a Steve también, ya que él ya estaba excitado y listo para tomar su turno. Lo miro a los ojos y le digo cuanto lo amo, él me besa profundamente y dice: "Te amo, cariño", yo sonrío, lo miro a los ojos y le digo: “¿Estás listo para darle una buena cogida a tu desagradable esposa? Me he portado muy mal cariño, tienes que castigarme ". Él simplemente me devuelve la sonrisa y dice: "Siempre te doy lo que quieres".

¡Esta historia fue enviada por uno de nuestros miembros a My Hottest Hotwife Experience!  (Mi Experiencia de Esposa Caliente), Concurso de escritura erótica. SDC anunció el ganador de este concurso el 18 de septiembre de 2020. Nuestro editor hizo pequeños ajustes a esta historia para mayor extensión y claridad.


¿Inspirado? ¡Escriba sus propias historias eróticas!


¿Sabía usted que SDC organiza nuevos concursos de escritura para nuestros miembros durante todo el año? ¡Únase a nuestra comunidad hoy y vea nuevas historias emocionantes, inspírese y envíe su propia historia para tener la oportunidad de ganar!


Member Stories

¿Tiene una historia o experiencia que le gustaría compartir en SDC? Envíenos sus historias más sexys y picantes y entusiasme a otros usuarios.
MOSTRAR MÁS ...
0 Comentarios
  • Anónimo