Apuntarse Gratis Ahora

Sexo caliente después de los 50: 3 mitos y 3 verdades.

SDC, Dr. Jaime M Grant, Vida sexual para mujeres mayores de 50 años Potenciar la salud sexual
SDC, Dr. Jaime M Grant, Vida sexual para mujeres mayores de 50 años Potenciar la salud sexual
Ignore la charla abrumadoramente racista, capaz y patriarcal que proclama que no puede usted crear una vida sexual vibrante en sus propios términos, ¡por su puesto que puede hacerla!. Vaya a buscarla.

Como entrenadora sexual con gran experiencia, estando a la mitad de mis 50's  y encontrándome en un punto de decir la verdad cuando se trata de sexo y edad, ¿Cuál es la diferencia entre el sexo caliente después de los 50 años y el sexo caliente después de los 40? ¿O los 20? ¿Cómo es diferente el sexo caliente después del divorcio ? ¿O durante la historia de amor más apasionante de nuestras vidas ?

El punto es: el sexo caliente importa. Genera y libera energía. Nos conecta con nuestroas parejas. Para algunos de nosotros, es nuestra forma de comunicación más expresiva y amorosa, para otros, es una parte de nuestros recursos internos que amplía nuestra humanidad, para otros más, expone y comparte vulnerabilidades que de otro modo podrían pesarnos y cerrarnos del mundo.

El contemplar tener sexo caliente después de los 50 años, especialmente para las mujeres, a muchas personas las desvían y piensan que el sexo caliente simplemente no es posible para ellas. Todo lo que leemos sobre el sexo después de los 50 tiene el mismo estribillo: Es más. Así que abordemos estos mitos ridículos uno por uno.


Mito No. 1: Las "partes jugosas" están secas.


Si tuviera un centavo por cada tratado médico o terapéutico en mi vagina flaca y atrofiada, en realidad podría jubilarme algún día.

La verdad: una gran cosa sobre mi vagina de 50 años es que lo entiendo y honro, dio a luz a dos niños espectaculares, ha sido el sitio de múltiples locas noches orgásmicas  que rivalizan con cualquier estrella porno que he tenido el placer de descargar .

Amo mi vagina y puedo confiar plenamente en mí misma para notar y ajustar sus jugos crecientes y menguantes. El lubricante ha sido mi compañero en el buen sexo desde que tenía 20 años . Los años 50 no son diferentes .


Mito No. 2: Su libido está muerta.


¿Está realmente muerta después de los 50? ¿Más de lo que estuvo, por ejemplo, después de esa primera ruptura devastadora en sus 20's? ¿O cuando cuidaba a un bebé de unos 30 años? ¿Está más muerta de lo que estaba cuando dejó a ese amante abusivo en sus 40's?

La verdad: lo que pasa con nuestras libidos es que prosperan (o no) en el contexto de nuestras vidas. Exigen la atención (o no) en los confines de nuestro bienestar físico y psicológico y los mundos sociales y materiales en los que nos encontramos.

La edad no es el punto, lo que está sucediendo en nuestras vidas en este momento es lo que es relevante. Algunos de nosotros podríamos encontrarnos volviendo nuestra atención a nuestras parejas después de muchos años de crianza y sexo sobre la marcha. El sexo después de los 50 podría significar el redescubrimiento de alguien que apreciamos y volver a aprender lo que nos pone realmente calientes.

Es posible que otros nunca hayan tenido la oportunidad de manifestarse a plenitud como seres sexuales. Quizás nuestros 50's nos den un momento para hacer una pausa y estar con nosotros mismos. ¿Qué perdemos? Si tuviéramos que crear nuestra película de sexo relevante para el futuro, ¿qué y quienes estarían en ella? ¿Cuál es el significado de dicha película? ¿Qué nos depara seguir a nuestro mejor sexo?

Alternativamente, para algunas personas, nuestra libido puede nunca haber sido el conductor de nuestras vidas sensuales e íntimas. Asexual, demisexual 50 y tantos pueden encontrar alivio en las suposiciones generalizada de que el sexo no es un aspecto importante de la vida después de los 50 años. Antes que tener que defender las formas deseo y el sexo operan en sus vidas, los ases de 50 años solo pueden ser sin tanto ruido restrictivos sobre la centralidad del sexo en las relaciones.

Nuestras libidos prosperan en contextos donde somos capaces de moldear y expresar nuestras sexualidades al máximo. Para algunos de nosotros, nuestros 50 años serán el momento en que podamos crear las condiciones para la autodeterminación sexual.


Mito No 3: No hay muchas personas cerca para tener relaciones sexuales.


El mito de la escasez de prejas es así: Si estamos solos en la edad de los 50's, hemos perdido nuestra oportunidad de tener una pareja y nos quedamos con pedacitos de citas del mundo, un club en donde hay que buscar vergonzosamente una membresía.

La verdad: la narrativa de escasez sexual está en contradicción directa con mi cuenta de OkCupid , la cual arroja 20, 30 y tantos disparos diarios. Parece que no hay nada más atractivo para un joven cachondo heterosexual que la promesa de sexo sin futuro, una relación sin espectativas. Los 50 y tantos (especialmente las lesbianas), somos irresistiblemente sexies para merodear a los jóvenes varones solos. Entonces, si lo que buscas es una conexión con un joven cisgénero o transexual es un momento increíble para hacerlo.

¿No le gustan los ligues? Lo maravilloso de buscar parejas en nuestros 50's es que estamos completamente preparados. Hemos cometido errores, hemos tomado muchas decisiones gloriosas que han creado una vida que podemos defender. Tenemos una red valiosa de seres queridos y poseemos quizás la clave singular para elegir bien: realmente sabemos cuales son nuestros resultados.

A través de la prueba y el error, el combate y el compromiso, hemos llegado, en el transcurso de nuestras más de cinco décadas, a comprender lo que estamos dispuestos a modificar y lo que está escrito en piedra. Esta es una base excelente para encontrar pareja y forjar un camino hacia el buen sexo.

¡O no! Una vez más: lo bueno de nuestros 50's es que literalmente nos quedan cero acostones para dar, esto podría significar una vida solitaria rica y sexy, con finalmente la búsqueda de parejas sexuales puesta a descansar.


Mi consejo: ¡vaya a buscarla!


Por lo tanto, mis queridos, los dejo con los consejos que ofrezco a todos mis clientes de entrenamiento, críticos en cada época,todos los grupos de edad, desde adolescentes hasta octagenarios:

Ignore la charla abrumadoramente racista, capaz y patriarcal que proclama que no puede crear una vida sexual vibrante en sus propios términos, definitivamente puede. Vaya a buscarla.


Dr. Jaime M. Grant

El Dr. Jaime M. Grant es un investigador y educador de justicia social feminista lesbiana que ha estado activo en los movimientos de justicia racial y de mujeres LGBTQ desde principios de los 90. Su taller de liberación sexual, Desire Mapping, se ha producido en campus universitarios y en conferencias de liderazgo de LGBTQ y de derechos humanos en todo el mundo. Su podcast basado en el taller "Sólo Sexo": Mapping Your Desire, captura historias de sexo cotidianas contadas por Desire Mappers de Beijing a Capetown, de Dallas a Denver a DC. La investigación académica de Grant ha aparecido en: The Harvard LGBTQ Policy Journal; The Reader's Companion to US Women's History y en SIGNS, el Journal of Culture and Society; y el National Women's Studies Association Journal. Sus escritos autobiográficos han aparecido en antologías populares, como la de Leslea Newman, The Femme Mystique, y la colección de Rachel Epstein sobre la paternidad homosexual, Who's Your Daddy? En 2011, fue la investigadora principal del Estudio Nacional de Discriminación de los Transexuales, Injusticia a cada paso. Actualmente, sus artículos sobre raza, género y sexualidad aparecen en The Body is Not an Apology, Medium, The LA Blade, Everyday Feminism, y The Huffington Post.Para escuchar y apoyar el podcast de la Dra. Grant, vaya a justsexpodcast.com.
MOSTRAR MÁS ...
0 Comentarios
  • Anónimo