Registro

Gangbang como Regalo de San Valentín.

SDC My Sexiest Valentines Day Swinger Stories Concurso de escritura Gangbang
SDC My Sexiest Valentines Day Swinger Stories Concurso de escritura Gangbang
Ella deseaba varias vergas gruesas para el Día de San Valentín y su esposo hizo todo lo posible para cumplir al pie de la letra su fantasía y llenar cada espacio.

Uno de nuestros miembros de SDC envió la siguiente historia a nuestro concurso de escritura erótica “Mi día de San Valentín más sexy”. Regístrate hoy mismo para hacernos llegar tu propia historia erótica para aficionados.

Es solo una historia. Antes que nada, empezaremos por decor que no somos una pareja de cornudos, pero nos gusta hacer realidad nuestras fantasías. La mayoría de ellas vienen de forma espontánea, pero para esta, se necesitaba un poco de preparación. Yo tenía muchas ganas de jugar con cuatro chicos ... es decir, tres más. No quería verlos, solo sentirlos, viejos, jóvenes, gordos, delgados, no importaba como fueran. El requisito era que midieran 8 pulgadas o más. Extraño tal vez, pero quería sentirlos de mayor tamaño. Las vergas grandes siempre me asustan un poco pero también me excitan mucho. ¿De donde los sacó?, no lo sé, pero un día finalmente sucedió. Mi esposo, T, dijo: "He reservado una habitación para mañana, tendrás tu regalo". El solo pensarlo me calentó como el infierno.


Su regalo: una variedad de vergas gruesas.


Al día siguiente, tuve que esperar en el auto mientras él se reunía con unos hombres en el bar, después de más de una hora, llegó por mí, estaba empapada. En el pasillo, me vendó los ojos y tocó la puerta, esta se abrió, entré y esperé. Nadie dijo nada ... De repente, mi esposo dijo: "Todo bien chicos, es ella ... es suya".

Varias manos empezaron a desnudarme lentamente y a tocar mis pechos y glúteos, uno de ellos, aborazado, tocó mi vulva. Aun así, nadie hablaba, T dijo: "Ponte de rodillas" y en eso sentí un gran glande grueso contra mis labios, por supuesto, me gustó ponerlo entre mis labios, las manos acariciaban mis tetas y mi clítoris y un dedo entró en mi vagina por detrás.

Mientras escribo esto y pienso en ello, vuelvo a calentarme.


Llenando todos los espacios.


Todavía no sabía cuantas personas había en ese momento. La verga que estaba en mi boca, fue sustituida por otra, llenaba delicioso mi boca. Ya me vine - ppfftt, rápido. “Detente”, dijo T. No sé que fue lo que pasó, pero luego dijo: “Tengo aquí algo bueno para ti, ve y siéntate en él",  por suerte estaba mojada, ya que esa verga era muy gruesa, me llenó de nuevo y al mismo tiempo, sentí una verga en mi trasero. 'Ese debe ser mi esposo', pensé, 'ya que siempre dice que el trasero es privado'. Me cogieron por todos los agujeros al mismo tiempo y sin embargo, aún sentía más manos deslizándose por mi cuerpo. '¿Cuántos demonios había?' De todos modos, me vine, me vine y me vine ... todo simplemente siguió, cambiando de posición.

Mi trasero ya no fue tan privado como T siempre había dicho. Afortunadamente, ya estaba preparada ... ¡Aaaaaahhhh, era tan gruesa! Me incliné hacia atrás e inmediatamente, algo muy grande se deslizó dentro de mi vagina, me vine de nuevo !!! No podía respirar ya que, por supuesto, mi boca se había llenado otra vez, las vergas se intercambiaban constantemente, seguí y seguí. ¿CUÁNTOS estaban allí ??? ¿Estaban todos utilizando  Viagra o que era? Después de un tiempo, todo se detuvo.


La hora del postre.


“Alto”, dijo mi esposo; "Es hora de tomarnos una copa, muchachos", él me llevó al baño para que pudiera refrescarme, era necesario. Mi cara, cabello, tetas, estómago ... todo estaba cubierto de semen. Pusimos el trasero y la vagina a salvo, pero me gusta sentir algo en la boca, le dije que me dolía un poco el trasero, así que pensó que era hora del postre, ya había comido. Me volví a poner la venda y tuve que inclinarme hacia la cama. "Sólo un postre, muchachos", dijo. "Solo vagina, ¿de acuerdo?"

Entonces, el primero deslizó su pene y me cogió de perrito, le tomó un tiempo ya que, por supuesto, no sabía cuantas veces se había venido, el número 2 se puso a trabajar, no recordaba tampoco cuantas veces se había venido. OOOOwww, agradable sorpresa, ¡también sentí una lengua en mi clítoris! El número 3 encontró mi agujero, ¡grueso y largo de nuevo, ahhhhh! No. 4 ... Nooooo, ese no era mi esposo, no es tan grande. ¿¿¿Qué pasó??? Está bien ... ¿él será el último? Entonces había cuatro hombres en lugar de tres. ¡¿Número 5?! Era demasiado grande para ser mi marido. Me temblaban los brazos y no pude aguantar más, me acosté boca abajo, pero ese monstruo siguió empujando, en realidad ya no me gustaba, pero mi cuerpo decía algo diferente, me estremecí y me vine de una manera brutal. Finalmente él terminó también.


Tiene que ver la anaconda.


“Está bien, niña, acuéstate boca arriba”, dijo mi esposo, reservé algo para ti. "Quítate la venda de los ojos porque tienes que ver esto", está bien, observé y vi todo tipo de caras sonrientes de entre 20 y 50 años, me fijé y de hecho todos ellos eran agradables. ¿Pero qué había reservado entonces? T llamó a Willem, "sal del baño". ¡NOOOOOOOO! Lo que vi me asustó. Era un hombre mayor  (resultó tener 68 años), de baja estatura, con mucho pelo, cabello gris ... pero, algo le colgaba casi hasta las rodillas, era tan grueso como una lata de Coca-Cola, nunca había visto nada parecido, sus amigos lo llamaban "la anaconda".

¡¿Cómo crecería aquello ?! Realmente tuve que hacer todo lo posible para creerlo. Era demasiado grueso para mi boca, así que usé mi lengua y mis manos, cuando le metí dos dedos en el culo, le di un masaje y le lamí la cabeza, empezó a moverse. Afortunadamente para mí, creció en longitud, pero no engordó más, se rió y dijo que había conducido 150 km (desde Bélgica) ya que a menudo lo rechazaban precisamente por el tamaño, dijo que sería complaciente si funcionaba. Realmente, tengo que ser honesta, lo fue, se puso frente a mi vagina y comenzó a empujar suavemente, centímetro a centímetro, pensé que me estaba volviendo loca. Cuando estaba a la mitad, me empezó a coger, lento y suave. Solo tomó tres minutos y se vino, se disculpó, pero en realidad me alegré de que hubiera terminado, había estado mirando toda la noche y ahora tenía que actuar en público. No estaba acostumbrada a eso.

Nos sentamos y hablamos con los chicos antes de que se alistaran y se fueran a casa. Le preguntamos al más joven (solo tenía 19 años) si quería quedarse. "Sí", dijo, "por favor". Para él, era la primera vez que tomaba a una mujer analmente, era bisexual, entonces, mi esposo y yo lo tomamos, le dejamos sentir lo que yo sentía, a él le gustó y a nosotros también.


Invita a 10, Esperanza para 3


¿Por qué seis chicos y no tres como pedí? La declaración de mi esposo fue que muchos hombres no hacen lo que dicen. Para conseguir tres, tienes que invitar a diez, esta vez, aparecieron seis. Sí, y tampoco puede despedirlos.

Pfffttt, ahora estoy excitada. No puedo esperar a que termine este período de COVID. Estoy lista para algo parecido otra vez.


El concurso de escritura erótica del día de San Valentín más sexy de SDC en 2021

Esta historia swinger fue enviada por uno de nuestros miembros al Concurso de escritura erótica de Mi día de San Valentín más sexy. SDC anunció esta historia ganadora el 12 de marzo de 2021. Nuestro editor hizo pequeños ajustes a esta historia para mayor extensión y claridad.

¡Esta historia fue enviada por uno de nuestros miembros a My Hottest Hotwife Experience! (Experiencia de Esposa Caliente) Concurso de redacción erótica. SDC anunció el ganador de este concurso el 18 de septiembre de 2020. Nuestro editor hizo pequeños ajustes a esta historia para mayor extensión y claridad.


Member Story

¿Tiene una historia o experiencia que le gustaría compartir en SDC? Envíenos sus historias más sexys y picantes y entusiasme a otros usuarios.
MOSTRAR MÁS ...
0 Comentarios
  • Anónimo