Apuntarse Gratis Ahora

La llave al placer.

Nunca imaginaron que la relación daría un giro inesperado y perfecto.

La habíamos pasado increíble en el cumpleaños de un amigo de Bruno, nos besamos y entramos a casa desnudándonos. Disfrutábamos eróticamente, cuando Bruno me sienta encima de él en el sillón, abre mi nalgas y me dice, quiero que te imagines que hay alguien atrás mirando tu culo abierto, en ese momento me quede en blanco, mi reacción de molestia hizo que el acto terminara con una frase que aún recuerdo. ¡¡¡¡Estás loco!!!! 


Como llegamos al placer..


Nos fuimos a fumar un cigarro mientras me pidió disculpas. Pasó el tiempo y conversando en una ocasión con una amiga que es muy erótica y suele hacer cosas un poco desbordadas, me dice: Flavia, que agradable tener una pareja que te pida imaginar y fantasear. Cada vez que lo hacíamos, mi mente se iba deshinibiendo, eso sí, sin contarle a Bruno lo que ella y yo platicábamos, ya que no me tocaría nuevamente el tema.

Una noche, mientras conversábamos con unos tragos, salió el tema sexual de mi amiga. Le comente que ella era de mente muy abierta y que no había podido encontrar una pareja bien dotada. Mencionó si me acordaba del día que me había enojado, ese cumpleaños, era de Tomy, un amigo bien dotado. Debemos hacer una reunión para que se conozcan esos calientes, yo me reía y lo besaba, le empecé a hacer sexo oral, hasta que se le puso duro. Me subí encima de él en su sillón e inconscientemente paraba el trasero, pidiéndole que me lo abriera hasta que acabara. Cada día la idea de que me mirara alguien, me gustaba más y mucho más si fuera su amigo.

Bruno en la semana comentó que le habia dicho a Tomy que cuando quisiera estaba listo para la reunión, llamé a mi amiga y le dije que tenia al hombre indicado para ella y quedamos para ese fin de semana, yo le pregunté a Bruno cual vestido me ponía para ese dia, debo decir que tengo dos vestidos que no me había atrevido a usarlos, ya que son muy provocativos, a lo cual él responde, amor ¿Y si te pones uno de esos vestidos que tienes guardados? es una reunión para que tu amiga y mi amigo se conozcan, podríamos facilitarlo y romper el hielo. Ese dia nuevamente cogimos en el sillón, abriendo yo misma las nalgas, imaginando a su amigo mirándome y deseando mi trasero, al otro dia fui a la peluquería, me relajé un rato, mientras Bruno iba a comprar cosas para la noche.

Llegue cansadísima de caminar y me recosté en la cama, quedándome dormida, desperté con risas y música, amor, llamo a Bruno, hola mi vida, me responde, no te quise despertar, ya llegó Tomy, estamos preparando el fuego y tomando algo, corrí a bañarme, no era tan tarde, Tomy había llegado antes, me puse una tanga de hilo pequeño que no había usado antes y uno de los vestidos, era negro, un poco transparente, corto, con un escote profundo y muy provocativo, me maquille y salí, baje saludando, los dos se dieron vuelta, quedando embobados.

Saludo al amigo de Bruno, le doy un beso y le digo: ¿Cómo estas Tomy? ese dia de tu cumpleaños no pudimos conversar mucho, que bueno que pudiste venir, -Si. gracias Flavia por la buena anfitriona que has sido -ah, que lindo, gracias guapo. La carne se asaba mientras tomábamos algo y conversábamos y Bruno me pregunta: Flavia, ¿No iba a venir tu amiga a conocer a Tomy?, quizás se perdio. Me tomé lo que quedaba en la copa, le paso la copa vacía a Tomy y le digo: ¿Me la llenas guapo? se lindo y entro a buscar el celular para marcarle a mi amiga, me apoyo en la barra de la cocina, hola Katty ¿Cómo estas? ¿Porqué no has llegado?, ella contesta: Amiga, me quedé con las ganas, no puedo ir, tuve un problema, mientras escuchaba, siento una mano en la cintura y una voz que resuena, aquí esta tu copa, mientras apoya su verga en mis nalgas, gracias guapo, parando el trasero para sentirla mas, mientras, se me sale un.. ¡Que rico! mi amiga me pregunta, ¿Cómo esta el amigo? respondo mientras su mano me toca un pecho, -Te lo perdiste amiga, esta muy rico, mirándolo digo: yo dejaría que me cogiera por donde quisiera, ella responde riéndose. -Ya amiga, hablamos después, mientras Tomy se había retirado a acompañar a Bruno, -Vuelvo a ver mi copa vacía y salgo a buscar mi bebida, amor, Katy no viene, si que tendrán que conformarse con mi compañía, riéndome coquetamente, -Bueno compa, quedarás con el fierro cargado.

La hora, los tragos, coqueteos y las risas seguían avanzando, mientras ya la conversación y preguntas mas intimas venían de parte de los chicos hacia mi, contándoles algunas de las anécdotas de mis amigas. Bruno dice, entremos ya se esta poniendo fresco, pondré música adentro, mientras caminábamos, siento nuevamente la mano de Tomy en mi cintura y me dice: ¿Tú en la despedida de soltera no hiciste nada? (una de las anécdotas que le había contado) respondiéndole: -No Tomy, nada de nada y me siento mientras Bruno me pasa mi trago y Tomy se sienta junto a mi sin quitar la vista de mis piernas y mis pechos conversando cosas triviales, a lo que le digo, espérame voy al baño.

Bruno estaba escogiendo música y al cruzarse me da un beso y se va a sentar donde estaba, subo a la recámara a ponerme un poco de maquillaje y perfumarme, mientras hago eso, me miro al espejo admirándome lo bella y sensual que me veía, no me reconocía, pero me gustaba, en ese momento me asomo y los escucho comentando lo rica que me veía y que era una verdadera hembra, en ese momento mi mano se fue a mi vagina que estaba mojada, deseaba esa verga enorme, mientras la imaginaba dentro de mí con los ojos cerrados los escuchaba, yo estaba desnuda solo traía tacones y el pelo recogido, tocándome en el pasillo el silencio hace que abra los ojos, dándome cuenta que Tomy me miraba sin perder detalle, en vez de ruborizarme y detenerme, lo miro a los ojos y continúo tocándome, me interrumpe la voz de Bruno, pidiendo hielos, te los llevo amor, respondo y sin que se diera cuenta me voy a la cocina desnuda, sirvo los hielos y se lo llevo pasándoselos por atrás mientras empiezo a masajear su cabeza y hombros, -Que rico amor, hace tiempo que no me hacias un masaje, yo mientras tanto miraba a Tomy, en ese instante él pasa su mano detras del sillón empezando a acariciarme, deseaba sus manos, su boca, su verga, mientras sigo masajeando, le digo a Bruno, cierra los ojos y relájate, en ese momento, Tomy se para del sofá y se va atrás de mí, acariciando mi espalda, mientras bajaba a mis nalgas.

Comienzo a parar mi trasero, entendiendo mi mensaje, se agacha y empieza a pasar su lengua. Era delicioso sentir esa lengua en mi culo, dejo de hacer el masaje y con mis dos manos me abro las nalgas, mientras recodaba la primera vez que había escuchado que lo hiciera para un invitado, esta vez lo hacia yo misma para él, tomo la mano del invitado y me acerco sensual al oido de Bruno diciéndole: -Amor, quiero que me abras el culo para tu amigo.


Member Stories

¿Tiene una historia o experiencia que le gustaría compartir en SDC? Envíenos sus historias más sexys y picantes y entusiasme a otros usuarios.
MOSTRAR MÁS ...
0 Comentarios
  • Anónimo