La manera de ocultar un columpio sexual.

SDC Cooper Beckett Life on the Swingset Swing Swingers Juguetes Muebles sexuales
SDC Cooper Beckett Life on the Swingset Swing Swingers Juguetes Muebles sexuales
¡Entonces lo has hecho! ¡Has comprado un columpio sexual!

Ha seguido usted adelante y se ha unido a las filas de ... personas con versatilidad sexual. Es seguro decir que ya no está jugando al nivel de aficionado. Felicítese por su entusiasmo, perversión y lo más importante, su disposición de colgarse (O colgar a otros) del techo. La mayoría de las personas no piensan demasiado cuando compran el columpio, pero para asegurarse de que nadie se estrelle contra el piso y se lastime, querrá colocarlo en un gran gancho en una viga del techo.

Al hacerlo, está haciendo una intrépida declaración, que la mayoría de la gente incluso en el mundo vainilla, puede entender, algo grande se engancha allí. Mirar alrededor de su habitación en donde probablemente no encontrarán nada como a sacos de box u otro objeto que pueda colgarse del gancho.

¿Pero qué están haciendo en su habitación? Cruzando miradas, saboreándose con la lengua y sabiendo exactamente lo que hace en esos momentos, en que existen movimientos increibles de cosas que nunca sabrán. Ese no es asunto suyo, no tienen derecho a formar opiniones negativas basadas en esta información recién descubierta. Todos damos alguna vez, privilegios especiales a amigos y familiares en lo que debería ser nuestro espacio personal, o al menos solo lo abrimos para aquellos a quienes no les importaría. 

Humildemente, le sugiero que les digas que se vayan al diablo.

Sin embargo, supondré que dado que está usted leyendo esto, le gustaría saber cómo ocultar un columpio sexual. Póngalo en el armario. Oculto.

[Cooper se cepilla las manos y se va. Sí, ahora está dando instrucciones de escena].

Oh, el columpio no es realmente el problema, es ese gancho que corrió a recoger a Home Depot, el enorme, el que va a resaltar su brillo de acero inoxidable desde su techo, desafiando a sus invitados a preguntarse cual podría ser su nefasto propósito. Y no es como si se tratara de los años setenta u ochenta y podría arrojar una maceta de macramé a esa persona.

Entonces, ¿Qué vamos a hacer?


Paso 1: Compre un columpio sexual.


Voy a continuar y asumir que tiene este paso cubierto. Si no, ¿Por qué no lo hace y continuamos? Esperaré.


Paso 2: Decida en donde colgarlo.


Esto es importante porque desea tener libertad de movimiento, así como espacio en el piso para que el compañero dos se pare, lo coloque, lo ajuste, haga uno o dos trabajos extraños. La otra parte de decidir en donde colgar el columpio, es conocer la estructura de soporte, despué busque una viga en el techo, haga un agujero, atornille el gancho y cuelgue el columpio. ¿Para qué? Para que pueda seguir con el el paso 3.


Paso 3: Tener sexo en el columpio sexual.


Vamos, ya ha esperando lo suficiente ¿No le parece? Después de todo, sus padres no van a inspeccionar el techo de su habitación . ¡Cuelgue el columpio, lance a su pareja y váyase a la ciudad! Esta también es una buena oportunidad para comprobar su libertad de movimiento antes mencionada, ya que desea asegurarse de que esté realmente en el lugar correcto. De lo contrario, quite tristemente el tornillo y agregue pasta a su próxima lista de compras de Home Depot. Luego repita desde el paso 2.

Bueno, entonces, ¡Ya terminó! Felicidades, tiene usted un columpio sexual en donde tener relaciones íntimas, eso debe estar en una lista de cosas sexuales para hacer, ¿Cierto?

Esperar, ¿Como? Oh. ¿No está usted listo para decirles a sus padres que se vayan? ¿O está la sobrina a la que le gusta acostarse encima de todos los abrigos a altas horas de la noche en Acción de Gracias? Bueno, no todos pueden ser tan agresivos como yo, probablemente sea usted mejor en eso de "Ganar amigos e influir en las personas". No se preocupe, pasaremos a la fase dos de este proyecto:

¿Cómo ocultar el gancho del columpio sexual?


Paso 4: Compre un detector de humo.


Es fácil, recuerde que eso realmente no detectará humo, así que no lea la caja para conocer sus características. El único calor que detectará, es el que estará en sus espaldas, con eso en mente, solo diríjase a su almacén local y cómprese el mejor detector de humo que haya visto. Solo asegúrese de que sea tan bueno como el gancho de su columpio.


Paso 5: Rompa el detector de humo.


Abra ese chico malo y saque sus tripas, no querrá tener que cambiar la batería de esa cosa después de todo, o pasar una eternidad tratando de ignorar su chirrido incesante, saque la mayor cantidad de componentes electrónicos que tenga dentro, haga un agujero en el centro con el mismo taladro que usó para hacer el agujero en el techo.


Paso 6: Conecte el detector de humo al techo.


Alinee los agujeros (Algo en lo que debería ser relativamente bueno, ser no monógamo [¿vio lo que mencioné allí?]) Y atornille ese objeto. Algo más que debería usted ser, oh, no importa. Lo más probable es que el gancho en el centro, sea más que suficiente para mantener la alarma de humo en su lugar, pero si no, siga adelante y use los tornillos que vienen incluidos.


Paso 7: Tener sexo en el columpio sexual.


Haga esto de nuevo para celebrar. También para asegurarse de que el casco de la alarma de humo no se caiga sobre usted.


Paso 8: ¡Esconda el columpio sexual!


Ponga el columpio sexual en el armario (o posiblemente la ropa primero, dependiendo de qué tan sucio esté y qué tan lavable sea su columpio), coloque la parte superior de la alarma de humo en la base, ocultando el gancho y creando un camuflaje perfecto. Nadie será más creativo. Ya sabe, excepto el bombero invitado que nota que no hay luz roja para indicar que está funcionando, entonces siempre puede mostrar su verdadero propósito y seducirlo.

Sólo una sugerencia.


Este artículo es un extracto de mi libro, My Life on the Swingset: Adventures in Swinging & Polyamory .


Cooper S Beckett

Autor de ficción y no ficción divertidas, sucias y aterradoras, Cooper cofundó el podcast Life on the Swingset hace más de una década, y desde entonces se ha esforzado por llevar su perspectiva como un extraño, poliamoroso y libertino al mundo sexy, recordándoles que todos somos más parecidos que diferentes, y llevarnos bien puede llevarnos a momentos sexys increíbles.
MOSTRAR MÁS ...
0 Comentarios
  • Anónimo