Apuntarse Gratis Ahora

El swinger y los celos: ¿Es algo malo?

Brenna comparte los detalles de sus primeros sentimientos de celos durante el juego de intercambio completo y nos dice como lo superó.

Recibimos correos casi semanalmente de swingers quienes tocan el tema de los celos en sus relaciones, comentan cosas como: "Me preocupa que mi pareja me vea con otra persona, no quiero que se ponga celosa",  "Me puse muy celosa durante esa interacción en particular y quiero trabajar en ello para no volverlo a sentir ". Entendemos por que las personas tienen una reacción negativa a los sentimientos de celos de sus compañeros o de ellos mismos. Está lejos de ser una emoción placentera, puede convertirse rápidamente en sentimientos de autoconciencia, ira o resentimiento. Sin embargo, los celos también pueden ser algo positivo, un catalizador para aumentar el deseo sexual o la intensidad con su pareja.


Mi experiencia con los celos.


Para dar mi punto de vista, permítame explicarle una situación en la que nos encontramos recientemente: nos topamos con una pareja mientras viajábamos a un evento para conocer gente e hicimos click casi al instante y disfrutamos mucho de nuestro tiempo con ellos (Aunque era asexual en ese momento), luego ellos viajaron a nuestra casa, para pasar más tiempo con nosotros. La esposa, una bella mujer mayor, fue tomada por Brian, lo que hizo evidente en los mensajes de texto para ambos antes de su llegada, así como sus interacciones con él en persona. Cuando los cuatro hablábamos, ella hacía contacto visual o se volteaba a platicar con Brian, él me dijo que lo había notado pero confía en mí, como mujer, ¡Es algo que se nota!

No me molestó su atención hacia Brian, en realidad me pareció bastante halagador,seguí pensando para mis adentros: "Soy una mujer afortunada por tener un hombre tan sexy", me deleitaba con la energía que le estaba proporcionando porque había una sensación erótica y eso me emocionaba. Esa energía es algo que ha alimentado muchos intercambios, es bueno relacionarme con el atractivo esposo de alguien, pero opino que es mucho más atractivo ver a Brian complacer a una encantadora mujer, toda la noche. Bebí esa energía sexual y esperé que llegara al dormitorio.


El cambio de energia.


Sin embargo, cuando se quitó la ropa, mi estado de ánimo cambió rápidamente, la mujer concentró cada onza de energía en Brian y él correspondió, por primera vez durante todo nuestro viaje swinger, sentí que estaba mirando desde afuera, incapaz de entrar. Intentaría interactuar de alguna manera, hacer una broma para ella o comentar algo sexy sobre lo que estaban haciendo, incluso le acaricié el brazo de ella,  para luego acariciar el brazo de Brian, aún así, recibí lo que en ese momento sentí como una respuesta fría, estaba confundida y con toda honestidad, estaba celosa! Me sorprendió esto ya que, durante todo nuestro tiempo en el estilo de vida, me había enorgullecido de no sentir nunca celos.

Brian pronto se percató de mi inquietud y terminó con cordialidad la interacción antes de tener la oportunidad de experimentar plenamente con la mujer, en ese momento, sentí una mezcla de vergüenza y enojo . ¡No quería sentir estas cosas! ¡Esa no era yo! Ahora,  tenía una opción: o me podía enfadar y culpar, o podía examinar mis sentimientos.


Auto-reflexión.


Por suerte, sabía algo muy importante sobre los celos: que es una emoción secundaria y que siempre se puede atribuir a una razón subyacente, tomé varios días para analizarlo y aún ahora, siento que lo estoy examinando detenidamente para comprender  que me llevó a estos sentimientos, la conclusión a la que llegué, fue que me sentí menospreciada en ese momento, no me sentía cohibida, no estaba enojada porque Brian se esuviera divirtiendo, no me preocupaba que se sintiera más atraído sexualmente por la mujer, era más sobre el respeto. Basada en mis experiencias previas en el estilo de vida y en lo que personalmente hago para que todas las partes se sientan cómodas durante una interacción, sentí que mis deseos personales y mi comodidad no fueron considerados seriamente.

En realidad, nadie estaba tratando de faltarme al respeto, por el contrario, estoy segura (Ahora que lo veo desde una postura lógica en lugar de emocional) que las partes involucradas se preocuparon por mí y no me harían sentir rechazada a propósito. Entonces, la pregunta fue: ¿Qué se podría haber hecho para evitar los sentimientos negativos que experimenté? Ahora he decidido que el juego por separado, es probablemente el mejor para situaciones en las que Brian y la mujer quieran enfocarse únicamente el uno en el otro. Ser eliminado de esa transferencia de energía es mejor para mí. Además, necesito comunicar esta necesidad en el futuro: la necesidad de interactuar, hablar y permitirme tocar y relacionarme con Brian durante nuestro tiempo de juego en la misma habitación.


Aprendiendo de estos sentimientos.


En resumen, los celos son realmente normales, aún más importante puede ser muy constructivo si se ve con la luz correcta. De esta interacción en particular, aprendí cosas sobre mí misma y mi estilo de juego, así como también sobre como interactuar de manera más productiva con los demás la próxima vez que nos encontremos en una situación similar. Eso solamente sucedió porque no permití que los celos se desvanecieran o, peor aún, que causaran resentimiento a mi pareja. Es probable que vuelva a experimentar algún tipo de celos, y me siento preparada para dar un paso atrás y entender como puede impactarme positivamente la situación como persona no monógama.


Front Porch Swingers

Nada de lo que hacemos es la norma. Desde la reunión en Craigslist Casual Encounters (RIP) hasta la participación en una dinámica BDSM hasta el swing, estamos lejos de lo que la mayoría de la gente consideraría "The Norm". Dicho esto, sería difícil encontrar personas en una relación comunicativa más saludable que nosotros. Hablamos de todo, trabajamos con todas y cada una de las preocupaciones relacionadas con nuestro juego, y estamos comprometidos el uno con el otro en un nivel que algunos no podrían imaginar. Ese no ha sido el caso en relaciones anteriores para nosotros. Entre los dos, tenemos 5 matrimonios fallidos bajo nuestros cinturones. Nos encontramos una y otra vez en relaciones insatisfactorias, incapaces de ser nosotros mismos por miedo al juicio y / o al rechazo. Creemos firmemente que las experiencias menos que positivas en nuestro pasado nos han preparado bien para una vida feliz y enriquecida juntos en el futuro. Entendemos lo que se necesita para desarrollar una total confianza y honestidad en una relación, y nos apasiona ayudar a otros a lograrlo. Nuestro podcast, nuestro blog y nuestro entrenamiento futuro nos brindan la oportunidad de compartir nuestros fracasos y nuestros éxitos con otras personas de ideas afines. Nuestro objetivo es crear contenido basado no solo en nuestras experiencias personales, sino también en la gran cantidad de investigación que hemos realizado sobre temas que incluyen BDSM, swinging, poliamor y mucho más. ¡Nos apasiona proporcionar información sobre cómo vivir su vida más plena y aventurera posible!
MOSTRAR MÁS ...
0 Comentarios
  • Anónimo