Apuntarse Gratis Ahora

Conceptos básicos de la puerta trasera: el placer del trasero.

Para algunos, la perspectiva del sexo anal es un tabú, pero para aquellos que quieren superar el estigma y deleitarse con el placer, el juego anal puede ser muy bueno.

Tanto hombres como mujeres pueden disfrutar de placer anal, sí, ustedes también hombres. (Solo porque le gusta el juego anal, no lo hace gay, la forma en que disfruta del placer no define su orientación sexual). El ano es un foco de terminaciones nerviosas que dan como resultado una zona erógena que a menudo se ignora. Entonces, si todavía sigue usted aquí y desea saber algunos conceptos básicos, continúe leyendo. 

Para algunos, la perspectiva del sexo anal es un tabú, pero para aquellos que quieren superar el estigma y deleitarse con el placer, el juego anal puede ser muy bueno.

Tanto hombres como mujeres pueden disfrutar de placer anal, sí, ustedes también hombres. (Solo porque le gusta el juego anal, no lo hace gay, la forma en que disfruta del placer no define su orientación sexual). El ano es un foco de terminaciones nerviosas que dan como resultado una zona erógena que a menudo se ignora. Entonces, si todavía sigue usted aquí y desea saber algunos conceptos básicos, continúe leyendo. 


Lo primero es lo primero…


Cada vez que le pregunto a alguien sobre el juego anal y me dicen que nunca lo haría, la razón número uno es porque "de ahí sale excremento". Sí, no se equivoca, pero en una persona sana, el recto es simplemente el almacenamiento temporal de las heces, no debería haber sobrantes, si todavía está preocupado, puede usar un enema.

Al igual que con cualquier actividad sexual nueva, debe de tener la mentalidad correcta, el nerviosismo y la aprehensión son comunes, tómese un tiempo para relajar su mente y cuerpo con algunas respiraciones profundas, consulte con su ano. ¿Está apretando? Haga un esfuerzo consciente para relajarse y ponerse en contacto con su cuerpo.


¡Ajuste el lubricante!


A diferencia de la vagina, el ano no lubrica naturalmente, el lubricante hace que todo sea más cómodo y puede ayudar a evitar lesiones, dicho esto, le aconsejo que no utilice lubricantes anestésicos, puede parecer que ese sería el camino a seguir, pero desafortunadamente puede terminar en un desastre, si no puede discernir el dolor, puede lastimarse (piense en un desgarro rectal y sangrado), lo cual no es divertido ni sexy, el dolor es la forma en que su cuerpo le permite saber que debe disminuir la velocidad, si lo está haciendo bien, no debería doler, pruebe un lubricante de silicona para el juego anal o uno especialmente formulado para el placer de las puertas traseras como el Urano de Lubricante Mojado , además, si va del sexo anal al vaginal, ¡asegúrese de cambiar el condón!


Comience con los juegos previos.


El juego anal no es algo a lo que simplemente salta, asegúrese de tomar suficiente tiempo para los juegos previos y para excitarse,  no sienta que debe liderar con el pene primero, empiece poco a poco. Use un dedo o un juguete pequeño (se requiere una base ensanchada), experimente con diferentes presiones e impactos y vea lo que es cómodo para usted y su pareja, el empuje ayuda a relajar los músculos y puede ayudar con la inserción, lentamente vaya subiendo desde allí para que pueda acomodar un pene o un juguete más grande, su ano es muy dinámico, con la estimulación, la relajación y la paciencia adecuadas, puede colocar cualquier cosa allí.


Consulte con su pareja.


Casi tan importante como la lubricación es la comunicación, esta es la clave, compruebe con su pareja. Esta actividad puede ser muy invasiva para el receptor, por lo que se agradece el refuerzo positivo y el estímulo, como receptor, siempre lleva usted el control. Tiene que decidir qué tan rápido o lento va el juego, asegúrese de decir lo que piensa si la estimulación es demasiado dolorosa.


¿Y si no me gusta el anal?


El sexo anal no es para todos. Si no le gusta, no tendrá que hacerlo de nuevo, pero si le gusta, más poder para usted. Entonces, si el juego anal  suena como algo que haría, ¡tome un poco de lubricante y hágalo!




Para algunos, la perspectiva del sexo anal es un tabú, pero para aquellos que quieren superar el estigma y deleitarse con el placer, el juego anal puede ser muy bueno.

Dr. Megan Stubbs

Con títulos en Biología y Sexualidad Humana, la Dra. Megan Stubbs es una sexóloga experta en multimedia y enérgica. Ella ha estado construyendo una marca que tiene el bienestar sexual, la educación y el placer a la vanguardia. Con sus respectivos títulos, puede combinar dos de sus cosas favoritas, ciencia y sexo, en una plataforma coherente para impactar a su audiencia. Ofrece presentaciones sobre una amplia variedad de temas que van desde la imagen corporal positiva hasta la prevención de la agresión sexual. Es consciente de la inclusión y aporta una sensibilidad a la diversidad étnica arraigada en su propia herencia compleja. Su programación está diseñada para entretener y educar con pasos accionables e información que los participantes pueden usar tan pronto como se vayan. Su consejo se cita con frecuencia en medios de comunicación nacionales, escribe para muchas publicaciones en línea e impresas, aparece en televisión, habla en radio y presenta en eventos públicos y privados.
MOSTRAR MÁS ...
0 Comentarios
  • Anónimo