Parte II: Todo sobre el punto G.
Existe cierto misterio cuando se trata de sexo y actos sexuales, desde gustos y aversiones a fantasías y fetiches, siempre hay algo nuevo que descubrir con su pareja, sin embargo, parece que uno de los "misterios" más evasivos y comentados, es el punto G femenino, para aclarar algunos de los misterios, el Dr. Steve McGough responde algunas preguntas pertinentes sobre el punto G femenino siempre difícil de alcanzar, echemos un vistazo a esta segunda y última serie de dos partes.

Existe cierto misterio cuando se trata de sexo y actos sexuales, desde gustos y aversiones a fantasías y fetiches, siempre hay algo nuevo que descubrir con su pareja, sin embargo, parece que uno de los "misterios" más evasivos y comentados, es el punto G femenino, para aclarar algunos de los misterios, el Dr. Steve McGough responde algunas preguntas pertinentes sobre el punto G femenino siempre difícil de alcanzar, echemos un vistazo a esta segunda y última serie de dos partes.


¿Qué piensa acerca de la idea de que el punto G y el orgasmo es un mito?


Creo que es completamente falso, el punto G claramente existe y el orgasmo del punto G es muy real, con la excepción de las mujeres que han tenido modificaciones estructurales por una cirugía, daños por cáncer o lesiones relacionadas, etc., todas las mujeres cuentan con esta área.  Para ampliar  "la estimulación de estas áreas le dará el orgasmo a las mujeres" le comento que depende de la mujer y su cuerpo, en última instancia, estas áreas se correlacionan con los nervios que envían sensaciones al cerebro (o que inducen reflejos espinales). Estas áreas sienten la estimulación a través del nervio hipogástrico y el nervio vago (el nervio vago no se conecta al clítoris), el clítoris siente la estimulación principalmente del nervio pudendo y posiblemente del nervio pélvico. Otro tema clave que estudio, es el tipo de estimulación que se necesita, hay cuatro formas diferentes (es decir, receptores sensoriales somáticos) en que los nervios sienten esta estimulación que se relaciona con diferentes tipos de estimulación (lo mismo para el clítoris). Parece que la mayoría de los vibradores solo afectan dos de estas formas y la estimulación manual se siente por otros medios.


Entonces, ¿Cómo lograr un orgasmo a través del punto G?


Para alcanzar el orgasmo desde el punto A, O o G, las mujeres necesitan el tipo correcto de estimulación (estar en el lugar correcto y la velocidad y rango de movimiento correctos) y necesitan estar mentalmente preparadas para sentirlo, lo que quiero decir con esto es que muchas personas tienen una forma muy específica de lograr el orgasmo (y esto es lo que su mente espera), preocuparse si ocurrirá o no y pensar demasiado puede bloquear la relajación necesaria para entrar en el estado mental para alcanzar el orgasmo, los dedos y las manos de muchas mujeres (y de sus parejas) se cansan antes de alcanzar el orgasmo del punto G y luego dirán que el este no es real, en realidad, simplemente no proporcionaron la estimulación el tiempo suficiente, con respecto a la "prueba" de que el punto G (o al menos el área para la estimulación en la vagina) y el "orgasmo del punto G" son reales, el Dr. Komisaruk y Whipple pudieron demostrar (a través de la resonancia magnética funcional) que las mujeres estaban paralizadas desde el pecho hacia abajo (es decir, corte nervioso completo y ninguna sensación) y fueron capaces de alcanzar el orgasmo a través de una estimulación vaginal profunda, también hicieron pruebas para demostrar que este orgasmo provenía del nervio vago, que no es parte de la columna vertebral, este nervio es también la razón por la cual la estimulación del pezón es erótica y, en algunos casos, ayuda a las mujeres a alcanzar el orgasmo, el clítoris se conecta a través del pudendo, y en menor grado los nervios pélvicos, estos nervios no funcionan en casos de corte completo de la médula espinal y en este caso, las mujeres no tienen sensación en el clítoris .


¿Cuáles son algunas maneras en que las mujeres pueden estimular su punto G (con y sin pareja)?


Sola, una mujer puede alcanzar dentro de su vagina con uno o dos dedos para estimular manualmente su punto G, hay muchos juguetes en forma de "C" o "U" que son muy buenos para la estimulación del punto G una vez que la mujer sepa como usarlos. El uso de un juguete como este a menudo es mejor porque generalmente toma de 10 a 20 minutos de estimulación para alcanzar el orgasmo, y esto es mucho menos agotador que si la mujer usara sus dedos, las parejas de las mujeres pueden estimular el punto G manualmente con uno o dos dedos, ya sea con ella acostada sobre su espalda, boca abajo o sentada sobre sus rodillas, es mejor experimentar con las tres (o más) posiciones, esto es tanto para que la mujer aprenda la mejor posición para ella como para que la posición sea cómoda para su pareja, las manos de se cansarán demasiado pronto, por lo que es bueno para ellos alternar diferentes formas de frotar el área del punto G (punto A o punto O), una técnica es el movimiento de "ven aquí" realizado con el dedo unas cuatro veces por segundo, cuando esta técnica cansa la mano y el antebrazo, mantenga el dedo ligeramente doblado y rígido, y luego imite ese movimiento tirando del brazo, hay muchas maneras de aprender cómo proporcionar estimulación vigorosa continua durante los 10-20 minutos necesarios, para la penetración sexual de un compañero (relaciones sexuales o por medio de un juguete fálico), los mejores movimientos involucran posiciones donde el pene / juguete presiona el área del punto G, ya sea empujando o por un movimiento "arriba y abajo", para empujar, esto generalmente se logra mejor desde atrás, para el movimiento "hacia arriba y hacia abajo" esto se logra con la mujer sentada en la parte superior, a horcajadas sobre la pareja o con la pareja de pie junto a la cama con la mujer recostada en el borde con las piernas hacia arriba alrededor de los hombros de la pareja, la clave es tener un movimiento oscilante de su área pélvica que haga que el pene / juguete se mueva hacia arriba y hacia abajo. Los hombres, tienen que practicar cómo retrasar la eyaculación o usar un condón con un agente adormecedor para permitirles mantener un movimiento vigoroso de empuje / balanceo durante aproximadamente 20 minutos. El mejor consejo que puedo dar es abordarlo como un masaje para sentir la experiencia (no piense, solo sienta) sin ser el orgasmo el objetivo, el objetivo es simplemente sentirlo. Diferentes mujeres tienen diferentes grados de desarrollo para las vías neuronales a estas áreas, con el tiempo y con la práctica, esto aumentará, la mejor analogía que puedo dar es si las mujeres están acostumbradas a alcanzar el orgasmo a partir de una estimulación específica del clítoris, que es una vía rápida a su cerebro, los otros puntos son senderos sin marcar de regreso al cerebro (es decir, los nervios no están desarrollados y no saben que van a sentir, y si se sienten diferentes, comienzan a pensar / preocuparse y eso interfiere). Con todos los tipos de estimulación anteriores, a menudo es muy agradable para la mujer o su pareja presionar o frotar su abdomen inferior justo por encima del hueso púbico, esta presión empuja hacia abajo causando que la presión ascendente en el área del punto G sea más intensa. También es posible en casos raros, usar un masaje vigoroso en esta área justo por encima del hueso púbico para inducir una sensación similar a un orgasmo del punto G, (esto varía mucho de una mujer a otra). Otro beneficio de los orgasmos de Punto G (o Punto de A / O) es que muchas mujeres pueden tener orgasmos múltiples en sucesión vaginal con muy cortos o sin períodos refractarios intermedios. Los orgasmos del clítoris suelen tener un minuto o varios de descanso donde la mujer tiene que detenerse.




El Dr. Steve McGough responde algunas preguntas pertinentes sobre el punto G femenino siempre difícil de alcanzar en esta segunda y última serie de dos partes.

Dr. Steve McGough

El Dr. Steve McGough, autor de numerosos libros sobre bienestar, masajes e intimidad. Tiene un Doctorado en Sexualidad Humana del IASHS y una licenciatura en Bioquímica (centrada en la nutrición) de UNC-Chapel Hill. Es el Director de I + D en Women and Couples Wellness y profesor de Sexología Clínica. Durante la investigación de posgrado, Steve desarrolló nuevas técnicas para ayudar a las mujeres con anorgasmia (incapacidad para alcanzar el orgasmo). A través de esto, ha trabajado con varios miles de mujeres y parejas investigando el orgasmo femenino. Steve ha sido publicado en revistas académicas sobre temas que van desde la investigación en neurociencia hasta la sexología. Tiene múltiples patentes estadounidenses e internacionales en áreas para la salud pélvica y sexual de las mujeres. Una distinción con su enfoque es la opinión de que la salud sexual es una parte integral de la salud general. Steve es entrevistado frecuentemente en Prevención, Salud de la Mujer, Medical Daily, CNBC, Glamour, Cosmopolitan, Redbook, Ask Men, etc.
MOSTRAR MÁS ...
0 Comentarios
  • Anónimo